APOYO A LOS MAESTROS

APOYO A LOS MAESTROS

Es lamentable que los educadores hayan efectuado un paro como mecanismo de presión para la búsqueda de una solución a su conflicto con el Gobierno. Pero también es censurable que el Ministro de Educación no haya podido evitarlo, teniendo en cuenta que la concertación, el pacto y el salto social son prioridades del Presidente Samper. Los 243 mil maestros que tiene el país son pieza esencial de cualquier intento por lograr el bienestar nacional. La educación es la clave para desarrollar la competitividad, la modernización y los más importante, la paz.

18 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Esta verdad no la han recordado recientmente los expertos del Banco Mundial, los sabios de la misión de ciencia y tecnología, el prestigioso profesor Michael Porter- máxima autoridad en estrategia competitiva y el ex-candidato presidencial Andrés Pastrana.

Un maestro normalista gana 143 mil pesos mensuales y un licenciado - profesional universitario- devenga 211 mil. Estos salarios no son aceptable remuneración para los que tienen la inmensa responsabilidad de instruir a nuestros hijos. Los maestros deben ganar más y así el ajuste no se haga -no se puede hacer por razones fiscales- de un sólo golpe, si es necesario comenzar a corregir el desfase. Una estructura salarial que sea competitiva con las demás actividades laborales y equitativa en las categorías internas del magisterio, es un paso para la necesaria profesionalización de la carrera docente.

En contraprestación, los educadores deben comprometerse a la dedicación exclusiva e intensa a las clases y su preparación. Los maestros deben actualizar sus conocimientos y adoptar metodologías de enseñanza que sean acordes con las exigencias del nuevo país que estamos construyendo. El curriculum, debe rediseñarse; un programa educativo distinto, hecho por los expertos oficiales, los educadores, la academia y asesores internacionales.

Las secretarías de educación departamentales y las facultades de educación de las universidades públicas de todo el país tienen ahora la trascendental tarea de adelantar la capacitación especializada de los docentes. Están preparadas? Se ha seleccionado bien el material? Se enseñará lo requerido?. Hay grandes dudas entre los expertos.

La inversión en educación no da dividendos políticos a corto plazo pero si produce los beneficios más importantes a largo plazo. Esperamos que el Presidente Samper y su ministro presten atención y concerten una solución a estos problemas de la educación, que bien manejados, se pueden convertir en oportunidades.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.