TIRE LA PIEDRA Y ESCOJA SU CASA

TIRE LA PIEDRA Y ESCOJA SU CASA

Párese al borde de la laguna, tire la piedra al agua ve dónde cayó? ahí va a ser su lote, no se le olvide. Podrá empezar a construir cuando esté rellenado hasta allá . Según los habitantes de la zona, así asignan los urbanizadores ilegales de la Chucua de la Vaca (humedal de Kennedy) los terrenos en donde hoy se construye. Con este sistema, llamado La piedra y el ojo , se ha edificado más del 50 por ciento del humedal, ubicado entre la avenida Corabastos y la Ciudad de Cali.

20 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Un informe (preliminar) elaborado por la Oficina para la Prevención de Emergencias (Opes) sobre esta zona así lo revela. Según el estudio, al momento, la Chucua tiene más de cuatro mil lotes, vendidos ilegalmente, en menos de diez años.

Durante este tiempo, los habitantes han tenido que padecer, a causa de la lluvia, calamidades como inundaciones ocasionales, que se producen por el represamiento de las aguas lluvias.

También hay desbordamientos frecuentes de canales o caños, causados por su incapacidad para drenar grandes cantidades de agua, así como deslizamientos, casi siempre que llueve.

Por último, quienes habitan la Chucua, son víctimas permanentes de la propagación de enfermedades respiratorias o gástricas, generadas por la contaminación del agua y el manejo indiscriminado de basuras.

Peor es nada Los habitantes, a pesar de ser conscientes de los riesgos y sus consecuencias, prefieren vivir así. Preferimos tener un terreno que se inunda dos o tres veces al año a no tener nada. Además no hay ningún sitio en donde uno consiga lo propio tan barato. Si escoge a la orilla de la laguna, vale entre 800 mil y un millón de pesos, si escoge hacia el centro, le puede costar entre 1,3 y 1,9 millones de pesos.

Los habitantes de este humedal, que en este momento son más de 22 mil, saben que el precio no incluye servicios.

Juan Lisboa, habitante de la Chucua desde hace dos años, asegura que vivir ahí no es tan malo porque tarde o temprano van a tener que legalizar eso. No pueden sacarnos a todos o sí? A dónde van a reubicarnos?.

Esta gente está convencida de que dar una cuota inicial de 300 mil pesos y tres cuotas de 500 mil pesos es todo lo que hay que hacer para tener un sitio propio.

De esto se aprovechan los urbanizadores piratas para venderles lotes sin servicios, sin vías, sin espacio público, sin zonas recreativas y sin la garantía de que les legalicen el terreno.

El estudio realizado por la Opes estableció que los factores que generaron la precipitada urbanización de la Chucua son tres: La presencia de Corabastos, que como centro de actividad económica valoriza los terrenos aledaños y abre la posibilidad de empleo; la escasa oferta de vivienda popular en el Distrito y el bajo costo al que se compran los terrenos.

Según la Opes, la situación de La Chucua tiene tres posibles soluciones: legalizar y rellenar todo el terreno, reubicar a los habitantes y recuperar la totalidad del humedal o legalizar lo que hasta ahora está construido y recuperar lo que queda de la laguna.

Esta última, a su juicio, es la más viable y su puesta en práctica costaría más de 25 mil millones de pesos. Estos se repartirían entre la recuperación de lo que queda de la Chucua, la negociación de los predios que no han sido construidos pero ya fueron comprados y estudios geotécnicos, entre otros.

El estudio es claro en concluir que las autoridades distritales deben tomar cartas en el asunto o, de lo contrario, estarán fomentando de manera indirecta la proliferación de urbanizaciones como estas en la ciudad.

Por qué se llama la Chucua de la Vaca? - La Chucua de la Vaca tiene este nombre, según los rumores (porque nadie sabe a ciencia cierta la razón original), porque antes de 1987 el terreno de este humedal era utilizado, entre otras cosas, para que las vacas y los burros pastaran. Comían a un lado los burros y a otro las vacas. Desde entonces cuando alguien se refiere a uno de estos terrenos se habla de la Chucua de la Vaca o la Chucua del burro.

- El estudio de la Oficina para la Prevención de Emergencias estableció que en el momento hay 4.334 lotes y más de 22 mil habitantes.

- Según datos de Camacol, mientras las Corporaciones de Ahorro y Vivienda financiaron la construcción de dos mil soluciones de vivienda popular, los urbanizadores piratas promovieron la construcción de aproximadamente 20 mil soluciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.