SIN EL GOLF, SERÍA PINTOR DE BROCHA GORDA...

SIN EL GOLF, SERÍA PINTOR DE BROCHA GORDA...

Hablar de Roberto De Vicenzo es como introducirse en una de las páginas más gloriosas no sólo del golf suramericano, sino mundial, y tener la oportunidad de quedarse sorprendido ante la vitalidad de este golfista argentino que en abril, entre tangos y palos de golf, cumplió 71 años. Por estos días, este deportista, que fue campeón mundial en 1969 y 1972 y que representó a su país 17 veces en la Copa Mundial, visita a Bogotá como animador de la semifinal del torneo Internacional Copa DHL, a beneficio de la Liga Contra el Cáncer, que se cumplió en el Club Los Lagartos.

21 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

En una cálida rueda de prensa, el golfista argentino dejó ver su armónico swing con la palabra en una conversación informal llena de evocaciones y apuntes, de fugaces viajes al pasado, y de emocionados destellos del humor porteño.

Si no hubiera sido por el golf, con seguridad estaría pintando techos en Buenos Aires y mis hijos estarían sosteniendo la escalera para no caerme. Mi papá era pintor de brocha gorda, y de no ser por el golf, yo probablemente estaría en Argentina. El golf me dio la oportunidad de viajar, de estar aquí y allá, de conocer gente, y sobre todo, de ser escuchado y de sostener conversaciones con personas como ustedes , dijo De Vicenzo, mostrando un agradecimiento total por el deporte que le dio reconocimiento mundial.

De Vicenzo, que visitó muchísimas veces el país, cuando en Colombia se organizaban torneos donde participaban los mejores jugadores del mundo, fue ganador del torneo del Club Los Lagartos, de la Gira del Caribe y de innumerables certámenes que dejaron en su mente un muy buen recuerdo de Colombia.

Hoy, luegos de convertirse en profesional en 1938, de unirse al Tour de la Asociación de golfistas profesionales (PGA) en 1947, y de ingresar en 1980 al Senior Tour, De Vicenzo regresó a Colombia después de once años.

De otra parte, Jesús Rojas, del Club Militar y Luis Eduardo Caicedo, del Guaymaral, en el primer lugar, y Felix Rodríguez, del Country Barranquilla y Abel Carbonell, del mismo club, en el segundo, representarán a Colombia en la final contra Venezuela entre el 4 y el 6 de noviembre en el Doral Country, de Miami.

Quizás ahora no juego con la fuerza, con la habilidad y con la soltura de los años pasados. Es por eso que sólo lo hago en torneos de aficionados, pero vale la pena...Si tuviera la agilidad, la vista y la sensibilidad, podría competir contra los mejores del mundo, en la actualidad.

Y termina la conversación, porque como él mismo dijo en tono casi que profético, todo en la vida tiene un principio y un fin...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.