LOS CERROS: OTRO RÍO BOGOTÁ

LOS CERROS: OTRO RÍO BOGOTÁ

El título de una de las mesas redondas de un foro que se realizó el miércoles pasado en la Universidad de Los Andes sobre el futuro de los cerros de Bogotá, según el cual el proceso de deterioro de los cerros podrían convertirlos en un problema de la magnitud del Río Bogotá, es bastante apocalíptico pero da cuenta de una situación que requiere de una acción decidida y rápida tanto de las autoridades como de la ciudadanía. En este foro organizado por el Centro de Planificación Urbana de ese centro académico con el apoyo de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, los directores de las entidades distritales involucradas en su desarrollo o conservación, así como otros conocedores del tema, presentaron sus propuestas para controlar la urbanización y explotación de estos pulmones verdes que identifican la geografía de Bogotá.

21 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

El Director de Planeación Distrital, Andrés Escobar enfatizó que con el Acuerdo 6 de 1990 y el Decreto 320 de 1992 podemos considerar concluida la parte normativa e iniciar la acción pero, tenemos las entidades públicas capacidad para controlar y gestionar el desarrollo de la ciudad?.

En su concepto lo que falta es que la comunidad y los distintos propietarios que poseen el 70 por ciento de los Cerros, se apropien del plan de ordenamiento físico.

Expresó que los desarrollos clandestinos corresponden al 79 por ciento de la urbanización de los cerros, es decir, que allí existen 2.150 hectáreas clandestinas, de las cuales se han legalizado un poco más de 900 hectáreas.

Propuso que mediante los planes de desarrollo se incentive el desplazamiento del centro de gravedad de la ciudad más hacia el occidente para que la presión sobre los cerros disminuya.

Germán Ignacio Gómez, el director del Departamento Administrativo del Medio Ambiente, calificó la legalización zonas subnormales como una aberración por considerar que así se atrae a los urbanizadores piratas y dijo que se requiere utilizar la autoridad para desalojar y perseguir a estos urbanizadores. Asimismo dijo que los edificios que están ubicados en zonas que no deberían estar, deberían derribarse y propuso la creación de una policía ecológica en los cerros.

Bonos por cerros La propuesta más novedosa de la tarde, la aportó Luis Ricardo paredes un abogado que presentó las vías jurídicas para conservar los cerros.

Según él, desde el punto de vista juridico existen dos caminos: adquirirlos o buscar mecanismos para que los propietarios cedan las partes de protección. Para ello existen dos fórmulas: la expropiación a cambio de una indemnización y la figura de la extinción del derecho de propiedad , que se podría aplicar en caso de incumplimiento de los deberes sociales de los propietarios, pero que aún no ha sido reglamentada por la ley.

Paredes manifestó que una tercera posibilidad es que el propietario reciba como contra prestación un bono o título que le permita negociar en el mercado inmobiliario derechos de uso, densidad o altura en otras partes de la ciudad.

En opinión de Julio Carrizosa, director del Instituto de Estudios Ambientales de la Universidad Nacional, la mejor experiencia en la preservación de los cerros es la de la Empresa de Acueducto a la cual pertenecen 6.000 hectáreas de las 25.000 que tienen los cerros orientales y que se han mantenido casi intactas a punta de alambre de púas y algunos celadores.

Por su parte Sonia Durán de Infante, Consejera Especial para Bogotá, expresó que no se puede confiar mucho en la posibilidad de convertir los cerros en un parque con el aporte de la empresa privada, ya que los intentos en ese sentido no han resultado exitosos dado que la recreación pasiva no es rentable y que, dejar este parque en manos de una Corporación pobre -en caso que así se la que se crearía para la preservación de los Cerros- no es ninguna garantía.

Asimismo dijo que los cerros se beneficiarán con el Plan Forestal que esa dependencia de carácter nacional pondrá en camino así como con el programa para rehabilitar los asentamientos subnormales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.