LA PLAZA 20 DE JULIO

LA PLAZA 20 DE JULIO

Por Ley 6a. de 1954 a petición del doctor Demetrio García Vásquez, se erigió la estatua de don Ignacio de Herrera y Vergara, prócer y mártir de la Patria, figura destacada y esencial del movimiento del 20 de julio. La plaza llamada popularmente San Nicolás, lleva el nombre de Plaza del Veinte de Julio , por acuerdo de nuestro cabildo, pero nadie recuerda este hecho.

20 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Don Ignacio Herrera y Vergara había nacido en Cali, el dos de Julio de 1976. Estudió inicialmente literatura y humanidades en el colegio seminario de Popayán, y posteriormente viajó a Bogotá en donde en el colegio de El Rosario coronó brillantes estudios de derecho. Pronto alcanzó gran prestigio como jurisconsulto y llegó a la Real Audiencia. Contrajo matrimonio con doña Ignacia Ortega, dama de importantísima familia santafereña, emparentada muy de cerca con la esposa de don Antonio Nariño.

Así, entre Nariño y Herrera y Vergara surgió gran amistad y comprensión, pues ambos participaban de las ideas de independencia y desplegaban gran actividad. Herrera y Vergara fue nombrado para el alto cargo de síndico Procurador del Cabildo, de Santa Fé, y en él se encontraba cuando estalló el movimiento del Veinte de Julio, de 1810. Por sus actividades revolucionarias aparece denunciado ante la Audiencia, en comunicación reservada y suscrita por el Virrey, como conspirador, en las reuniones secretas que celebraban en asocio del canónigo doctor Andrés Rosillo y Maruelo. Y posteriormente se lanzó la propaganda revolucionaria que empezaba a encender los ánimos rebeldes con su resonante memorial titu lado Reflexiones que hace un americano al diputado de este Nuevo Reino , pieza de profundo análisis, concepto macizo, alegato de derecho puro, análisis histórico, geográfico, legal, que se ha equiparado siempre al Memorial de Agravios y juzgado como más profundo por su concepción del derecho. Es un formidable proceso contra el régimen colonial, contiene la verdadera génesis discriminada de la revolución.

El veinte de Julio se destacó especialmente por su arrogancia. Los comentaristas dicen que hablaban con gesto de conspirador romano, y cuando el Cabildo parecía vacilante en medio del desorden, se levantó con su habitual arrogancia y proclamó: El derecho que tiene el pueblo soberano y la junta que lo representaba para organizarse como pueblo libre y nombrar a las personas que merecieron su confianza .

En la misma noche del Veinte de Julio calaboró a la redacción del Acta de Independencia, y su firma aparece el pie del documento inmortal. Como miembro de la Junta Suprema de Santa Fé, colaboró al envío del batallón que al mando del Capitán Antonio Baraya vino a Cali, y con los patriotas del Valle del Cauca, organizados en las ciudades confederadas: Cali, Buga, Cartago, Toro, Anserma, Caloto, libraron la primera batalla triunfadora: la del bajo Palacé. Formó parte del congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, como diputado Nóvita.

Asistió al congreso hasta 1824 y fue su presidente es este año. En 1826 cayó en poder del pacificador don Pablo Morillo y fue enviado a Puerto Cabellodonde padeció crueles tormentos. Logró escapar y cuando regresaba al país murió antes de llegar a la Capital.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.