POLÍTICOS-GREMIOS, OTRO ROUND

POLÍTICOS-GREMIOS, OTRO ROUND

Una pelea a varios asaltos librada desde hace seis años por los gremios económicos del Tolima, para darle fisonomía empresarial a la administración de este departamento, tendrá el 30 de octubre la velada definitiva. Ha llegado la hora crucial en esta disputa por el poder en el Departamento, donde dirigentes empresariales involucrados en la política juegan sus restos.

21 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Todo comenzó a mediados de la década pasada, cuando el poder político del ex ministro Alberto Santofimio se econtraba en pleno apogeo.

Entonces, irrumpieron los gremios y cuestionaron mediante cartas y declaraciones el estilo político imperante por considerar que ya era tiempo de frenar la politiquería y adelantar obras prometidas y nunca realizadas.

La elección popular de Alcaldes y Gobernadores permitió airear las aspiraciones de los sectores empresariales.

Fue así como alrededor de la candidatura del comerciante Francisco José Peñaloza, hoy aspirante a la Gobernación, se aglutinaron los movimientos amigos del cambio y lograron llevarlo a la Alcaldía de Ibagué.

Un segundo asalto contra este estilo político se dio con la elección, como Gobernador del Tolima, del médico Ramiro Lozano Neira, ajeno a las lides partidistas.

El tercero estuvo a punto de concretarse pero una coalición partidista lo impidió. Fue en la última elección de Alcalde de Ibagué, que ganó el liberal Rubén Darío Rodríguez Góngora, quien respaldado por la clase política liberal y conservadora, sin una sola excepción, venció a Carmen Inés Cruz, acompañada por los gremios.

La confrontación que se avecina tiene varios cambios en los grupos en pugna, pero mantiene las divergencias planteadas desde un comienzo. Será el cuarto asalto.

Los gremios económicos se la juegan toda con candidatos para la Alcaldía de Ibagué y la Gobernación del Tolima. Carmen Inés Cruz, por segunda vez candidata a la Alcaldía, fue hasta hace pocos meses vicepresidente de la Asociación para el Desarrollo y en el sector empresarial tiene una amplia acogida por sus logros en la rectoría de la Corporación Universitaria (Coruniversitaria), que crearon y ayudan a sostener los mismos dirigentes gremiales.

Por su parte, Augusto Trujillo Muñoz, candidato único del liberalismo a la Gobernación, fue Presidente de la Cámara de Comercio, del Comité de Gremios Económicos y junto con el ex ministro Roberto Mejía Caicedo, conservador, ha liderado el cuestionamiento de varios años a políticos como Santofimio.

Donde más se refleja el pugilato es en la Alcaldía, pues alrededor del contrincante de Cruz, el ingeniero industrial Alvaro Ramírez Gómez, están los sectores populares y políticos de la ciudad que animan el espectáculo señalando a Cruz como la cndidata de los poderosos .

Lo único cierto es que el nuevo Alcalde será liberal por cuanto el conservatismo se abstuvo de presentar candidato y en su totalidad apoya a Ramírez.

En el debate por la Gobernación, está además en juego el problema de legitimidad liberal que en las elecciones de marzo último dejó a sus principales protagonista, los senadores Carlos García Orjuela, Mauricio Jaramillo Martínez y Santofimio, en igualdad de condiciones electorales.

Mientras con Trujillo están la mayoría de los dirigentes liberales del Departamento, más el sector privado, en torno a Francisco José Peñaloza, candidato cívico de extracción conservadora pero distanciado ahora de sus antiguos amigos, los gremios, se encuentra el consevatismo unido más los senadores liberales Santofimio y Gabriel Camargo Salamanca.

Para el ex ministro Mejía Caicedo, conservador que acompaña a Trujillo y presidente del Comité de Gremios, no es posible pensar en un desarrollo hacia el futuro del Tolima, con práctivas administrativas pasadas de moda .

Alberto González Murcia, director de la Asociación para el Desarrollo, sostiene que así como ocurre en Antioquia y Valle, donde los gobernadores y alcaldes son extraídos del sector privado porque están ajenos a los vicios de la politiquería, en el Tolima debiera suceder lo mismo .

Sin embargo, el candidato Peñaloza, una mezcla de empresario y político, opina lo contrario. Los argumentos de los doctores Mejía y González carecen de validez. En el fondo lo que ha existido durante los últimos años en el Tolima es el propósito de algunos líderes gremiales, otrora políticos, de darle un golpe de mano a quienes no están con ellos y aduñarse además del poder, olvidando que por fuera de los gremios hay un recurso humano de gran calidad que se le debe tener en cuenta .

Dijo además que la politización de los gremios ha sido funesta para los intereses del Tolima pues el departamento se ha quedado sin representantes neutrales ante los poderes centrales .

Por estas circunstancias, el clima del debate ha subido de tono y por primera vez en muchos años las elecciones de carácter regional comprometen a todos los sectores de la sociedad tolimense.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.