EL INDIO GUAICANY Y EL NEGRO SOÑADOR:

EL INDIO GUAICANY Y EL NEGRO SOÑADOR:

23 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

De personajes como Benedicta están llenas las aldeas de Colombia. Alguna vez hablamos aquí, por ejemplo, de los cantores de los ríos del Pacífico, de Glicerio Pana, el escritor indígena de La Guajira, de Eustorgio, el raicero de Guarandó y de otros juglares que a través de la vida han dado aportes muy importantes para el folclor y el mito y cuya huella, no obstante, se pierde por falta de documentos que los perpetúen para la historia.

Otros dos casos que pueden servir de pista para investigadores, antropólogos o historiadores: en El Espino (Boyacá) vive Pedro Antonio Sepúlveda, el indio Guaicany, un hombre que ha pasado los setenta años de su vida cantando por pueblos y caminos boyacenses y santandereanos y sirviendo de cronista de las pequeñas cosas que componen el universo de aquella provincia: los amores, las traiciones, las alegrías, las tristezas, las frustraciones, las esperanzas y las desesperanzas están en las coplas del indio Gaicany: Cuando miro mi vida,/ cuando miro mis manos,/ que trabajan y crean,/ cuando miro las arrugas/ que surcan mi frente;/ me digo sin temor a engañarme:/ el pueblo, la cultura, la historia,/ soy yo! .

Cecilio Leal dice que le gusta que lo llamen El negro soñador porque en un mundo tan corrompido como el que nos tocó vivir, es mucho mejor dedicarse a soñar que a padecer la realidad . Nació hace ya casi ochenta años en Baranoa (Atlántico), pero muy jovencito me vine para el interior y me dediqué a cantar, solo, de pueblo en pueblo, y he logrado vivir de las monedas que me regalan en las plazas y los parques . Recorre sin cesar todas las comarcas de Colombia y dice que la muerte ya me espera en el camino, porque de caminar nunca me canso;/ caminar y cantar son mi destino/ y hasta en la muerte, el canto y el camino/ serán mis compañeros, mi descanso . Personajes como Benedicta, Pedro Antonio y Cecilio permiten que no mueran los juglares.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.