BOLIVAR

Al próximo Gobernador de Bolívar le esperan tres años duros. Debe atender uno de los departamentos con mayores necesidades básicas insatisfechas, cargado de problemas de orden público, pobreza e incomunicación, especialmente en la zona sur. Pero el sur no será la única zona por atender, pues también el centro y el norte, incluyendo desde luego a Cartagena, tienen múltiples necesidades.

22 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

De los 700 mil habitantes de Cartagena, 300 mil viven hacinados en medio de la podredumbre de los caños o lagunas interiores. De ahí que el acierto o fracaso de su futuro Alcalde dependerá de que la ciudad tenga tránsito seguro hacia el próximo siglo, o un estancamiento histórico. Tiene que remover problemas como basuras, aguas negras por todas partes, falta de hábitos higiénicos y de aseo, todos los cuales son foco de enfermedades. Un programa de saneamiento ambiental, entonces, no permite más espera porque los cuerpos de agua están contaminados.

Lo que se espera es que el nuevo Alcalde se convierta en el gran líder de la ciudad, de todos sus estamentos, para garantizar una gestión exitosa ante el poder central y los organismos crediticios. En cuestiones viales, si no hay solución en Cartagena, habrá un caos en uno o dos años. Escasea el empleo productivo y ahora son comunes los robos a mano armada en buses y busetas así como a bancos y demás instituciones.

En el sur, donde operan las Farc y el Eln y hay grandes cultivos de coca, amapola y marihuana, las cosechas suelen perderse porque no hay vías para sacarlas hasta los centros de consumo.

En tres poblaciones no habrá elecciones (Achí, Barranco de Loba y Pinillos) porque las amenazas y el proselitismo armado de la guerrilla obligaron a renunciar a los aspirantes a las alcaldías y mantienen amedrentada a la población civil.

Los acueductos cubren solo a la mitad de los 1,4 millones de bolivarenses. En muchos casos el agua se suministra sin tratar del río Magdalena.

CANDIDATOS A LA GOBERNACION Eduardo Espinosa Facciolince Liberal, 43 años, médico siquiatra, ex viceministro de Salud, fue miembro de la Asamblea Constitucional y de la Comisión de Ordenamiento Territorial (COT).

Proviene de una familia de políticos oriundos de Mompós y está apoyado por las dos fuerzas mayoritarias del liberalismo bolivarense (las que encabezan su hermano Carlos y el senador Juan José García). También lo respaldan algunos sectores del conservatismo, los reinsertados y grupos religiosos.

Propone tres estrategias: modernización institucional, desarrollo sostenible e inversión en la gente. Dice que dará atención prioritaria a la concertación y al campo e impulso a la industrialización y a los procesos de regionalización y de paz de la Costa.

Miguel Navas Meisel Conservador, agrónomo, 53 años, ex gobernador de Sucre y ex representante a la Cámara.

Le apoyan los senadores Vicente Blel y Luis Gutiérrez Gómez, liberal y conservador, respectivamente, y concejales de Cartagena con amplia votación y de ambos partidos, como Javier Cáceres Leal y José María Imbeth Bermúdez.

Propone un plan general de integración vial, servicios públicos, medio ambiente, empleo, salud, educación, vivienda y desarrollo institucional.

Sobre su propuesta dice: el plan de gobierno que desarrollaré durante los próximos tres años en la gobernación del departamento Bolívar, es el producto de un análisis científico y técnico de los desarrollos constitucionales y de las características propias del departamento y sus municipios .

CANDIDATOS A LA ALCALDIA DE CARTAGENA Guillermo Panizza Ricardo Liberal, 42 años, administrador de empresas, ex gobernador, las encuestas lo favorecen. Su candidatura es de corte cívico pero es apoyado por algunos sectores políticos.

Promete un código de ética en la administración y que trabajará con todos los sectores ciudadanos. Además, soluciones en los barrios marginados aledaños a los caños y lagunas en vías, agua, alcantarillado, educación y vivienda.

Su gobierno, según dice, sería de corte social, dinámico, alejado de la corrupción y de lo que llama concepto asistencialista tradicional que algunos grupos políticos han querido imponer . Asegura que generará empleo productivo, a través de un plan de dos frentes: social y privado.

Con su lema Metámosle el hombro a Cartagena , busca significar que hay necesidad de luchar por una ciudad sin divisiones: la privilegiada y la indigente.

Héctor García Romero Liberal, 40 años, ingeniero civil, constructor, ex gerente general de Inurbe. Lo respaldan 50 de los 65 aspirantes al Concejo, su hermano el senador Juan José, el senador Carlos Espinosa y dos ex candidatos.

Propone la recuperación del liderazgo de la ciudad, generación de empleo, seguridad y educación. El eje de su programa es la planeación, que será un proceso permanente, estratégico y participativo. La generación de empleo la promovería convocando al sector privado de la ciudad y del país para que haga mayor inversión a nivel local y se abran nuevos polos de desarrollo. La seguridad será atendida de manera prioritaria y concluirá las obras que ahora se ejecutan: saneamiento ambiental, puentes, vías. apoyará la vivienda de interés social, las centrales de carga y abastos, la educación, la salud, la recreación y la cultura. El turismo, por su parte, recibirá amplio respaldo y el propio García liderará la reglamentación de la Ley del Distrito Turístico.

OTRAS CIUDADES Achí, Pinillos y Barranco de Loba. En ninguna de estas tres poblaciones del sur de Bolívar habrá elecciones para Alcalde, debido al retiro de los candidatos por presión de la guerrilla.

En Achí, los dos aspirantes, Hernando Beltrán Oliver y Luis Sierra Padilla, liberales, renunciaron por exigencia de la guerrilla. Sin embargo, los comicios para Gobernación, Asamblea y Concejo se realizarán allí, aseguró el gobernador Carlos Mendivil.

El único aspirante a la alcaldía de Pinillos, municipio de 15 mil habitantes de la depresión momposina, sur de Bolívar, renunciará el martes próximo por presiones de la guerrilla. Miguel Angel Rangel, liberal, dijo que no puede exponer su vida y la de sus familiares y por ello hará oficial su retiro en la próxima semana. Pinillos es una población eminentemente agrícola y gran productora de cítricos.

En Barranco de Loba, localizada mucho más al sur, tampoco se elegirá alcalde porque los dos aspirantes renunciaron por orden de la subversión. Demóstenes Fonseca Gómez y Carlos Eduardo Tafur Quiroz, liberales, también señalaron que prefieren salvar su vida antes que ser sacrificados. Las autoridades, incluido el gobernador, Carlos Mendivil Ciódaro, han sostenido que de todas formas, las elecciones se realizarán en esas poblaciones.

Magangué. Segunda ciudad de Bolívar, ya tiene Alcalde: Alfredo Posada, liberal, único candidato, apoyado por la Nueva Fuerza Liberal, Convergencia Liberal, el facciolincismo, sectores conservadores y populares. Los otros dos candidatos, Alfredo Amín y Airson Arana, liberales, renunciaron al no contar con respaldo político. La ciudad es puerto sobre el Magdalena y aunque ya perdió su antiguo esplendor comercial, su actividad es notable.

Mompós. Hay tres candidatos: Concepción Escorcia, conservadora, apoyada por su partido y el liberalismo facciolincista; Edwin Alvarado Calis, liberal, y Javier Facciolince Camargo, liberal. El hecho notorio de esta ciudad colonial lo representa el respaldo del facciolincismo a una dirigente conservadora, cuya familia ha sido tradicional rival política de aquel movimiento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.