CON TOMA DE ICBF, WAYUUS PIDEN DEVOLUCIÓN DE NIÑA

CON TOMA DE ICBF, WAYUUS PIDEN DEVOLUCIÓN DE NIÑA

Con chinchorros, motetes y prácticamente sin dinero, cincuenta indígenas wayuu, apostados desde el martes pasado en las puertas del Tribunal Superior del Magdalena, emiten lamentos y rezan oraciones en su lengua nativa, en procura de la devolución de una niña del clan Aspushana que fue regalada a una familia hace siete años. En el lío interviene, también, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), regional Magdalena. La petición -dicen los indígenas- la hacen basados en las costumbres de esta tribu, donde los hijos son de la madre.

22 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La historia se remonta siete años atrás, cuando Emma Rosa Bonivento Aspushana -entonces de 5 años- fue entregada por su padre, Emiro Bonivento, a Judith Mengual, en Los Remedios, alta Guajira. A su vez, Remedios la entregó a Bertha Pacheco, una señora samaria que se comprometió a educar a la menor.

Hoy, cuando la niña ya cuenta con 13 años y cursa sexto grado, su clan ha decidido llevársela nuevamente a la Guajira. Pero ella ya no quiere volver con ellos e interpuso acción de tutela ante el Tribunal Superior del Magdalena para que le respeten su decisión y se pueda quedar con quienes considera que han sido su familia.

La protesta del clan Aspushana se inició la noche del martes, cuando cerca de veinte de ellos llegó a la sede del Icbf, en Santa Marta, para exigir, en nombre de la madre biológica, la devolución de Emma Rosa.

Ese mismo día, la familia adoptiva intentó solicitar ante el Icbf la custodia de la menor, pero en virtud de la tutela y de la presencia de los indígenas, el organismo decidió postergar el estudio de la custodia y trasladar a la niña a un hogar sustituto mientras se resuelve la situación.

Mientras esto ocurría, otros treinta indígenas llegaban con sus chinchorros y niños de brazos para sumarse a sus compañeros. El grupo se apostó en las puertas de ingreso al Tribunal, y lanzando improperios en su lengua alegaban que nosotros no entendemos nada de tutelas, ni custodias. La niña es de nuestro clan y debe regresar con su madre .

En la tradición wayuu, cuando una mujer llega a cierta edad se le prepara para que se case y por lo general son vendidas a compradores que quieren hacerlas sus esposas.

Raúl Martínez Ceballos, funcionario del Icbf, dijo que básicamente lo que busca el instituto es proteger la vida y los derechos de la niña, respetando la decisión que tome, por encima de lo que desee una parte o la otra .

Ayer, en un informe presentado ante la Dirección Nacional del Icbf, que recoge conceptos de sicólogos y trabajadores sociales, se sugiere que como la niña se ha levantado en el ambiente occidental, continúe su desarrollo aquí, bien sea en un hogar sustituto o con sus actuales tutores. Pero deberá visitar periódicamente, previo consentimiento, a su familia indígena .

En el mismo informe, Wilder Guerra, director de Asuntos Indígenas de la Guajira, recomienda que se tengan en cuenta las tradiciones guajiras, al igual que el concepto de la pequeña. No obstante, advierte que si la madre, al momento de su matrominio, fue comprada por el padre de la niña, él también tiene derecho sobre la menor y por lo tanto hay que respetar su decisión.

El caso no ha sido resuelto. El mayor escollo está en que las leyes indígenas no se rigen por el derecho de familia, situación que pone contra la pared al Icbf. El Tribunal deberá, entonces, decidir si la niña será entregada nuevamente a su casta, conforme a las tradiciones, o por el contrario ordena que se quede en Santa Marta, rompiendo el vínculo matriarcal y acogiendo la tutela interpuesta por Emma.

EL TIEMPO intentó dialogar con Bertha Pacheco, hasta hace poco tutora de la menor, pero fue imposible.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.