Secciones
Síguenos en:
CHICANOS EN ACCIÓN

CHICANOS EN ACCIÓN

Robert Rodríguez, nacido hace 24 años en San Antonio(Texas), quien por estos días culmina sus estudios de comunicación en la Universidad de Austin, realizó con plena autoría un primer largometraje que sobresalen tanto por su agilidad en el relato como por una peculiar concepción de las imágenes visuales. Rodríguez, con un presupuesto bajísimo, hizo de fotógrafo y operador de cámara, creador de efectos especiales y editor general, guionista, coproductor y grabador de sonido. Responsabilidades adicionales a las de director, que fueron recompensadas con distribución internacional a gran escala y buenos comentarios por doquier. Discreto homenaje a Mad Max, Sam Peckinpah y shane, el desconocido. La trama parte de un malentendido que suscita reacciones violentas y comportamientos ambiguos no desprovistos de cierta ingenuidad conocida como naif, en efecto, un joven andariego, con guitarra al hombre, es confundido con aquel matón que porta un estuche idéntico pero cargado de armas. Vestidos

Mediante una modesta cámara Arriflex 16 mm (prestada), Rodríguez ejecuta sorprendentes seguimientos a corta distancia (sobre una silla de ruedas) para realizar simultáneamente una amalgama de planos rápidos en picado y contrapicado. Con tomas hechas a corta distancia, este precoz cinematografista le aporta un ejercicio estilístico a las imágenes sucesivas y arma la historia con bastante fluidez para impresionar, también por su economía de medios (uno a uno, ya que todas las tomas debieron ser incluidas en el montaje final). Los Hooligans - su compañía productora-, surge entonces como una opción del cine aficionado con proyecciones halagadoras.

No obstante algunos errores comprensibles en el manejo de actores no profesionales, quienes por lo demás trabajan gratuitamente, El mariachi da oie para comentar el simultáneo estreno de sangre por sangre -radiografía de índole sociológica sobre la delincuencia en el seno de una familia chicana al este de los Angeles-. Por cuanto son testimonios dramáticos y valiosos de un millón de personas o más, que intentan expresar sus conflictos y discrimanaciones étnicas, al margen de una sociedad opulenta que va minando sus valores de tierra, memoria y futuro .

El director y fotógrafo Robert Rodríguez y el actor Carlos Gallardo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.