GRAN BRETAÑA RECONOCE AL SINN FEIN

GRAN BRETAÑA RECONOCE AL SINN FEIN

El primer ministro británico, John Major, anunció ayer viernes, el comienzo de las conversaciones exploratorias entre representantes gubernamentales y el Sinn Fein, rama política del IRA, antes de que finalice el presente año. De esta manera, el partido Sinn Fein, brazo político del Ejército Republicano Irlandés (IRA), obtiene el reconocimiento oficial que parecía hasta hace poco impensable. Hace tan sólo un año, al primer ministro británico la posibilidad de discutir con el Sinn Fein le revolvía el estómago .

22 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Posteriormente, el vicepresidente del Sinn Fein, Martin McGuinnes, alabó la decisión de Major: Al final, una acción en la dirección correcta por parte del primer ministro británico. Doy una amplia bienvenida a lo que tiene que decir, pero queda claro que tenemos que construir todo esto , añadió en declaraciones al noticiero de televisión ITN.

El Gobierno irlandés, por medio de su viceprimer ministro, Dick Spring, también expresó su satisfacción por la decisión británica de abrir las carreteras que cruzan la frontera entre el Ulster y su país, que supondrá - dijo- un enorme beneficio para el proceso de reconstrucción y desarrollo económico de las áreas fronterizas.

Un cambio de estrategia Durante 25 años, el Sinn Fein había sido excluido de las negociaciones sobre el futuro de Irlanda, en las que participaban todos los demás partidos legales de la provincia, porque rechazaba condenar la violencia del IRA.

Pese a que el IRA decretó un cese al fuego el 1 de septiembre último, Gran Bretaña mantenía en vigor la prohibición de ingreso a su territorio a los principales líderes del Sinn Fein y censuraba sus declaraciones en la radio y televisión británicas. Ambas prohibiciones fueron levantadas ayer por Major.

El cambio de actitud del gobierno respecto al Sinn Fein corresponde también a un cambio en la estrategia que fue objeto de un intenso debate en el seno de la organización, desde finales de los años 80.

Esta revolución en el movimiento republicano, que desea la partida de los británicos de Ulster y la unidad de Irlanda, se debe mucho a la influencia de dos hombres que habrían sido comandantes del IRA: Martin McGuinness, de 44 años, pero sobre todo, Adams, de 45, que es tanto un teórico como un hombre de terreno, visto como un verdadero ídolo en el Belfast popular y católico.

Simultáneamente, el ejército británico admitía en 1979, por un reconocimiento importantísimo del general James Glover, comandante de las fuerzas en Ulster, que el IRA no podía ser derrotado militarmente.

Desde entonces, y con el respaldo de la ola de apoyo popular que siguió a los huelguistas de hambre , en 1980-81, el movimiento republicano privilegió una doble estrategia, llamada de la urna (Sinn Fein) y del fusil (campaña del IRA) .

Nosotros solos El Sinn Fein ( nosotros solos , en gaélico), adquirió poco a poco un peso político propio, ayudado por sus éxitos electorales: Gerry Adams fue elegido diputado de 1983 a 1992, mientras que el Sinn Fein se convirtió en el primer partido en Belfast.

Londres debió reconocer que el Sinn Fein se había transformado en una fuerza política que no se podía ya dejar de lado, y admitió que el movimiento republicano debía ser una parte de la solución, porque son una parte del problema .

El terreno estaba maduro para contactos directos, aunque secretos, que el gobierno sólo reconoció hasta después, en 1993.

Se dice en Belfast que este nuevo pragmatismo de Adams - y principalmente la voluntad de tomar en cuenta a la comunidad protestante para cualquier solución- debe mucho a la inspiración a su modelo , Nelson Mandela.

Estos últimos años, Gerry Adams seguía con suma atención los mínimos gestos de Mandela, y todas las etapas de las negociaciones que permitieron poner fin al régimen del apartheid en Suráfrica.

Primero el desarme Según el primer ministro John Major, la paz en el Ulster sólo podrá ser finalmente asegurada cuando, tanto el IRA como los grupos paramilitares protestantes, entreguen sus armas, y agregó que Londres y Dublín abordarán cómo deberá procederse para lograr ese objetivo.

En referencia a los grupos paramilitares protestantes, señaló que podrían incorporarse a la vida pública y mantener contactos con el Gobierno, pero en el momento apropiado .

Un nuevo problema. tras el impulso al proceso de paz que supone la decisión anunciada ayer por el Gobierno británico, es el relativo al arsenal de armas en posesión del IRA y de los paramilitares protestantes.

Fuentes del servicio de información militar británico tratan de seguir la pista a las eventuales armas del IRA que permanecen ocultas, ya que, según fuentes gubernamentales de Londres y de Dublín, no puede haber una negociación seria sobre el futuro del Ulster con el Sinn Fein hasta que ese arsenal no sea entregado.

Según fuentes de ambos gobiernos, el IRA podría estar en posesión de 100 toneladas de armamento, que incluiría explosivo Semtex , detonadores, rifles, pistolas, lanzagranadas, granadas y munición diversa, correspondiente a los envíos de contrabando que existieron entre 1985 y 1987 procedentes de Libia.

La mayoría de ese armamento puede permanecer escondido en agujeros excavados en suelo de la República de Irlanda, según fuentes militares británicas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.