JULITO ESTÁ EN LA LÍNEA

JULITO ESTÁ EN LA LÍNEA

A las 7:30 de la mañana del 11 febrero de 1990, Nelson Mandela salió de la cárcel en Paarl (Suráfrica) y subió a un BMW que lo condujo hasta Ciudad del Cabo. Allá lo esperaban seguidores antiapartheid, policías, intentos de revuelta, tres helicópteros, y la acostumbrada montonera de fotógrafos, que querían registrar su liberación después de 27 años, 6 meses y 6 días en prisión.

23 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Si bien la historia escrita no deja rastro concreto sobre quién tuvo el privilegio de escuchar las primeras palabras del líder negro, de lo que no queda duda es de que Julio Sánchez Cristo -que dice haberlo entrevistado a las 8 a.m.- se disputó las primeras posiciones con el presidente George Bush.

Sánchez Cristo, songo sorongo y a punta de teléfono, se ha convertido en uno de los colombianos más conocidos entre los personajes cinco-estrellas del mundo.

De pronto está Benazir Bhutto en la habitación principal del Palacio Real en Islamabad, muy concentrada pensando en arreglarse para asumir en menos de una hora el mando de 250 millones de pakistaníes. Cuando, ring-ring . Ella, a medio vestir, descuelga el auricular y alguien en la línea le dice que hablan desde un país llamado Colombia. No le queda otra opción que responderle las preguntas a esa especie de extraterrestre.

O de pronto, a Linda Evans. en su momento más candente de Dinastía , le toma su tiempo acabar de entender cómo se consiguió el número de su teléfono privado, se le metió entre sueños y a su cama a las cuatro de la mañana, un señor que dice llamarse Sánchez de Colombia.

O para no ir muy lejos, recién el martes, llegó vía Viva FM. el rey Husein de Jordania, el protagonista de un pacto que para los colombianos pareciera estar sucediendo en Urano. Y el jueves, la entrevista con Carlos Monzón, el argentino que la otra vez le quitó el cinturón de los medianos a Rodrigo Rocky Valdés, le mereció un premio de periodismo.

Sánchez Leyó en una de las 30 revistas que recibe que Monzón estaba justo para cumplir la condena de ocho años por asesinar a la novia. Se le ocurrió que iría muy bien entrevistar al pegador en la cárcel y montarle otra vez todo el cuento de su época de champion. Es decir, el entrenador Amilkar Brusa, Susana la esposa, Alain Delon y Omar Sharif que estaban en ring side, y el mismo Rodrigo Valdés.

De Hollywood a Pretoria Con esa especie de talento que Julio Sánchez tiene para hacer milagros por el con el teléfono y después de 10 años en la profesión de lograr llamadas , podría decirse que el hombre se ha convertido en un artista.

La primera iluminación se le apareció a principios de los 80 cuando se le antojó llamar a Pedro Vargas a México para el programa Sábado Nuestro . Ese fin de semana, luego de hablar con el cantor, cayó en cuenta de que si Vargas, a sus 80 años y en vísperas de morir, pasaba al teléfono y hablaba, entonces era que el planeta no tenía fronteras, que el teléfono era el medio.

Luego vendría toda la época de 6 a.m. 9 a.m. que lo acabó de pulir. Con Yamid Amat el reto era más verraco porque con él todo se puede . Se tiene que poder comunicar con un barco perdido en el Atlántico, o con la cabina del 747 aterrizando en el aeropuerto de Tokio .

Ahí también aprendió que el asunto era de constancia. Cuando se fijó a Nelson Mandela entre ceja y ceja, según dice, llamaba a Pretoria todos los días. A los seis meses logró llegar a lo que él llama un ghetto surafricano donde después de lidiar con los dialectos oyó la voz de Winnie, la señora de Mandela.

Con todo lo que había leído en esos meses ya dominaba el tema de Suráfrica con la suficiente agilidad como para enfrentársele a la dama. Otras tantas llamadas que van y finalmente la entrevista. Al terminar, se ventila entonces el posible diálogo con Nelson y la señora, según cuenta Julio, no sólo se la promete sino que de ñapa le da la chiva de que él sería liberado al día siguiente.

En esa época también llamó a Corazón Aquino, Piazolla, Schwarzenegger, el Dalai Lama, Kasparov, Pierre Cardin, entre otros. A Robert Redford lo pescó a través de un celador que contestó, despertó a la asistente y ésta al secretario, y ellos llamaron al Porche 926 en el que Redford rodaba de Connecticut a Washington. Le dijeron que un loco de Colombia quería hablar con él. Pues Redford no se detuvo en melindres y devolvió la llamada para conversar durante 45 minutos. El divo quedó tan encantado que después seguía llamando.

El caso de Sofía Loren también merece contarse. Llegó un cable internacional diciendo que la Loren estaba de casino en Venecia. Sánchez llamó ahí mismo. Tú te haces un mapa del casino y recuerdas que Sofía Loren tiene que dejar su espectacular abrigo de mink. Llamas a la encargada del guardarropas, le explicas y esperas, de manera que cuando llega, le entrega su abrigo y el auricular .

Eso significó esperar 45 minutos con el auricular mudo en la oreja, pero nada de eso importa cuando finalmente llegan los ojos violeta más famosos del mundo a ponerse y a charlar.

También cuelgan La virtud de poner el mundo en la línea no es gratuita, tiene ciertos requisitos. Aparte del costo, que como dice Sánchez no conoce porque corre por cuenta de Ricardo Alarcón (gerente de Caracol), hay que tener acceso a lo que en España llaman la jet, gente que tiene acceso a su vez a la beautiful people , no de otra manera se consiguen teléfonos privados de personajes.

También es cuestión de conocer a la persona con quién se habla, y para eso ayuda mucho toda la información que caiga. Ubico a Omar Sharif en el hipódromo, y no le pregunto si es bisexual o no, que es un tema que aborrece, sino que le pregunto si ganó o perdió porque sé muy bien de su pasión son los caballos .

Tiene también que tener una especie de geografía sociológica del mundo en la cabeza. Así sabe que Mick Jagger sólo podrá estar en el hotel Alvear Palace cuando llega a Buenos Aires. Y, por supuesto, conocer de idiomas. El, confiesa, se defiende en tres y me invento otros dos .

Y aunque concluye que después de que el personaje contesta es muy difícil que se quite, no faltan las interferencias. Hace poco con motivo del almuerzo entre Clinton y García Márquez, localizó al anfitrión de la cena en Massachusetts. Julio le empezó a preguntar detalles y míster William Styron dijo señor, era una comida privada y era en mi casa . Y colgó.

También Violeta de Chamorro se le enojó. Le dijeron que era el Presidente de Colombia quien llamaba, al caer en cuenta del truco, la nicaragense lo regañó y click.

No todas las llamadas al mundo de la fantasía son una aventura. Muchas llegan por un conducto regular . Es decir, como en el caso del rey Husein, basta con contactar alguna de las conocidas agencias de prensa en Jordania, ellos le dan el teléfono de la oficina del Rey, y listo.

Las dos entrevistas que según parece más lo han marcado son de los últimos cuatro años, de la época de Viva FM. , donde ha sido vital la ayuda de Gustavo Verbel para las comunicaciones internacionales.

Una con Gorbachov que persiguió todo un año y lo emocionó profundamente, y la otra con Laura Paussini que precisamente trae a cuento cuando se le pregunta si el teléfono no ha sido, como lo es para otros, un intermediario muy frío.

No, es más fácil porque se le quita a uno la pena. De otra manera nunca hubiera dicho muchas cosas . Se refiere a la llamada a Paussini, que tiene de por medio flecha de cupido y demás, porque aquí también la fantasía se hace realidad.

Sin duda, las audacias de Julio Sánchez C. le han traído buena información al país, pero quién de verdad se debe sentir muy retribuido es Alexander Graham Bell. Pues en esta época de los computadores, el video y la transmisión satélite, un gomoso de la farándula en este país tropical, reivindica como nadie y como nunca la filosofía más pura de su invento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.