REDADA MASIVA EN EL CARTUCHO

REDADA MASIVA EN EL CARTUCHO

Dos bebés fueron los grandes ganadores de una vasta operación desplegada ayer por la Justicia contra el crimen y el expendio de drogas en la calle de El Cartucho. La Policía los rescató de un cuarto oscuro y maloliente en donde se hallaban abandonados tan solo con la compañía de un perro y dos gatos y en medio del olor a basuco y marihuana.

22 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

De escasos diez meses, cada uno los pequeños fue descubierto por un grupo de agentes de la Sijin en una casa situada en la carrera 11 No. 8-58. Uno tenía una cobija de lana rosada y el otro una de tono azul. El hallazgo ocurrió a las 12:30 del día en desarrollo de una operación que demandó la actuación de 3.090 hombres entre fiscales y agentes.

Los dos pequeños, rescatados en una vivienda que según las autoridades funcionaba como un expendio de drogas, fueron entregados al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).

Ese fue apenas uno de los episodios que se vivió ayer, a partir de las 11 de la mañana, en la calle de El Cartucho. Hubo gritos, cuchillos, drogas, sirenas y el ensordecedor paso de un helicóptero con franjas verdes.

En la operación actuaron 3.000 hombres de la Policía, veinte fiscales, cincuenta agentes del Cuerpo Técnico de Investigación CTI] y veinte funcionarios de la Procuraduría que, por sectores, registraron palmo a palmo las congestionadas calles de ese sector.

La vasta ocupación fue el epílogo de una operación que agentes del F-2, disfrazados de ñeros , desplegaron a las 4 de la madrugada en la zona para capturar a Ricardo Rodríguez Rangel, conocido como Cigaillo y a quien la Fiscalía señala como responsable de la muerte de siete pandilleros el último 4 de octubre (ver recuadro).

El objetivo de la ocupación era desmantelar los centros de distribución de drogas que operan allí y confiscar el mayor número posible de armas, pues los índices recopilados en las últimas dos semanas señalan que a diario El Cartucho es escenario de entre uno y dos crímenes.

Informes de inteligencia en poder de la Policía afirman, además, que la zona se ha convertido en un centro de sicariato en donde se contrata la muerte de una personas por cifras que van de 50 a 200 mil pesos.

Esa fue la principal razón de la ocupación de ayer. Lo que esta vez encontraron los fiscales y los policías en El Cartucho fueron verdaderos centros del crimen callejero en donde se confiscaron desde granadas hasta revólveres y cuchillos.

Los registros se concentraron en viviendas utilizadas por incipientes narcotraficantes como expendios de drogas en donde, en total, fueron confiscados 15.031 gramos de marihuana y 11.875 de basuco.

Los allanamientos se extendieron también a establecimientos, compraventas y tiendas. Cuarenta de estos lugares fueron sellados por la Fiscalía tras descubrir en su interior armas y drogas.

La Policía reportó el decomiso de 25 armas de fuego, 62 cartuchos de diferentes calibres, 1.208 cuchillos y una granada y la confiscación de 1 538.000 pesos y 810 dólares. Durante los registros las autoridades encontraron, demás, 10.000 dólares falsos (unos 8 300.000 pesos).

Al término de la operación las autoridades retuvieron para efectos de investigación a 48 sindicados de porte ilegal de armas y tráfico de narcóticos. Otros retenidos fueron conducidos a la Sijin para verificar sus antecedentes.

Un detenido por masacre de El Cartucho Investigadores de la Policía Metropolitana avanzaron ayer en firme en la investigación por la muerte de un grupo de pandilleros, asesinados a bala en la madrugada del pasado 4 de octubre, tras la captura de un hombre a quien la Fiscalía señala como uno de los autores materiales de la masacre.

Se trata de Ricardo Rodríguez Rangel, conocido en El Cartucho como Cigaillo , quien fue detenido por agentes encubiertos en ese sector de la ciudad. La captura fue realizada con base en una orden del fiscal 115 que realiza la investigación por la muerte de los jóvenes.

La detención se realizó en la calle 8a. No. 11-54. Voceros de la Policía dijeron que en el momento del procedimiento Cigaillo intentó fugarse saltando por un muro, pero fue alcanzado por las autoridades.

De acuerdo con las investigaciones de la Policía, el crimen de los jóvenes se originó de una disputa entre los expendedores de drogas de la carrera once y los integrantes de una pandilla que lidera un hombre conocido como Fresman .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.