EL PELIGROSO CAMINO DE LA PAZ EN IRLANDA DEL NORTE

EL PELIGROSO CAMINO DE LA PAZ EN IRLANDA DEL NORTE

Las próximas conversaciones entre Londres y el Sinn Fein, rama política del IRA, no serán más que la primera etapa de un largo y peligroso proceso político, cuyo primer escollo probablemente residirá en la espinosa cuestión de la entrega del arsenal de la organización armada. El primer ministro británico, John Major, admitió el viernes el carácter permanente de la tregua anunciada hace 52 días por el Ejército Republicano Irlandés (IRA), dando así el histórico pistoletazo de salida a las conversaciones sobre las conversaciones con los activistas republicanos católicos del Ulster, de aquí a final de año.

23 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

En la primera fase, Londres estará representado sólo por altos funcionarios que sondearán las intenciones de los nacionalistas, sobre todo en la candente cuestión de la entrega de las armas del IRA.

El objetivo de esta ronda exploratoria será preparar otros encuentros con el Sinn Fein, a nivel ministerial, que podrían comenzar en el mejor de los casos a principios de 1995.

Las negociaciones políticas propiamente dichas, sobre el futuro constitucional de la provincia, sólo podrán comenzar meses después y todos los analistas las prevén difíciles y arriesgadas, a causa de las aspiraciones contrapuestas de los diferentes bandos del Ulster.

Aún en el caso de que no se vean interrumpidas por una reanudación de la violencia, estas negociaciones constitucionales durarán meses o incluso años, señalan algunos observadores.

Además del Sinn Fein y los representantes de Londres y Dublín, se sentarán en torno a mesa de negociaciones los restantes partidos políticos legales del Ulster, tanto católicos como protestantes.

Aspiraciones por ahora irreconciliables, sostenidas por bandos que se hicieron la guerra durante 25 años dejando tras de sí 3.600 muertos, estarán presentes en la mesa de negociaciones.

El Sinn Fein y los católicos moderados quieren la unidad de Irlanda, mientras que los protestantes de todas las tendencias desean mantener la soberanía del Reino Unido en el Ulster.

El documento de trabajo que servirá de base a estas negociaciones será objeto de una reunión informal el lunes entre el primer ministro británico y su colega irlandés, Albert Reynolds, que esperan poder liquidar las últimas discrepancias.

Este texto ha llevado meses de trabajo a las administraciones británica e irlandesa y, según una fuente gubernamental de Dublín, ya está redactado en un 90 por ciento. El documento será hecho público a primeros de noviembre, con motivo de la cumbre anglo-irlandesa.

Aunque Londres y Dublín coinciden ahora en que el alto el fuego del IRA es permanente, Dublín está impaciente por saber si Major sigue siendo favorable a concesiones mutuas sobre el estatuto constitucional.

Según el Irish Times de Dublín, Major informó a Reynolds que está dispuesto a enmendar el Government of Ireland Act de 1920, que garantiza nexos entre el Ulster y el Reino Unido, a cambio de una modificación de los artículos 2 y 3 de la Constitución irlandesa, que reivindican los seis condados del Ulster.

Redada anti terrorista Entretanto, la policía irlandesa comenzó ayer una importante operación antiterrorista para poner fin a las actividades de los grupos terroristas que pueden poner en peligro el proceso de paz para el Ulster.

Varios centenares de agentes de la policía se movilizaron en unas 50 localidades a lo largo de la república irlandesa para desarticular a organizaciones como el Ejército Nacional Irlandés de Liberación (INLA) y otros similares, escindidos del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

El INLA es la única organización paramilitar norirlandesa que se opone a la tregua aplicada por el IRA desde el 1 de setiembre último.

La policía ha descrito al INLA como la más imprevisible y audaz de las organizaciones clandestinas republicanas que luchan por la adhesión de Irlanda del Norte, ahora provincia del Reino Unido, a la República de Irlanda.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.