EL CLIENTE-SERVIDOR, UN MODELO DE COOPERACIÓN

EL CLIENTE-SERVIDOR, UN MODELO DE COOPERACIÓN

Si bien es cierto que la tecnología ha evolucionado hacia la disponibilidad de microprocesadores cada vez más poderosos y baratos, así como hacia el uso de interfases ergonómicas y amigables para el usuario final, también es una realidad el hecho de que en la década de los 90 todas estas ventajas tecnológicas podrían ser canalizadas hacia el modelo cliente-servidor. Pero, qué es este modelo? En qué consiste?

24 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Cliente-servidor define un modelo de cooperación, con base en el cual dos procesos interactúan para entregar un resultado.

A uno de los procesos (el que provee recursos o servicios) se le denomina servidor, mientras que al otro (el que lo solicita), se le denomina cliente.

Gracias al esfuerzo de los organismos de normalización (aquellos que se ganan la vida definiendo estándares formales) y de los fabricantes de hardware y software, existen diversas interfaces que hacen posible la implantación del modelo cliente-servidor sobre máquinas diferentes, localizadas inclusive en sitios distintos.

Todo esto para lograr que la información llegue al usuario final, en el lugar, momento y formato adecuados, disponiendo así de mejores elementos de análisis para asistir sus procesos transaccionales y/o decisorios.

Qué proceso poner sobre qué máquina, determina una problemática de dimensionamiento cuya solución no es trivial, sino que requiere un conocimiento profundo del propio negocio en función de los procesos que determinan su productividad.

Flexible es contrario a rígido Si el modelo cliente-servidor está orientado a mejorar la disponibilidad de la información, con el objeto de hacer más flexibles los procesos decisorios en cualquier institución, este debería (en principio) ser flexible en su implantación.

Esto significa que no debería haber una sola concepción del modelo, porque en este caso, entonces se trataría de una arquitectura rígida (poco atractiva dado el actual concepto de disponibilidad de información).

Por qué el cliente-servidor El hecho de que la tecnología actual provea elementos que hagan posible el paso hacia la arquitectura cliente-servidor no constituye una razón suficiente para que la empresa moderna evolucione en tal dirección.

La razón fundamental es de tipo económico, en virtud de que la economía actual está enfrentando cambios que repercuten en la mayoría de los sectores productivos.

Privatizaciones, apertura económica, diversificación de los mercados, etc., son razones suficientes para concebir un nuevo esquema para la supervivencia de las empresas.

Como resultado de estos fenómenos de orden macroeconómico, las empresas de hoy encuentran la necesidad de ofrecer valores agregados en sus productos y servicios, razón por la cual resulta fundamental el uso de la información como fuente para poder reaccionar oportunamente a los cambios que plantea la economía y específicamente el mercado en el cual se desenvuelve una determinada empresa.

Dado el mejor conocimiento del mercado, de la competencia y de la empresa misma, será posible establecer las pautas que garanticen la supervivencia bajo las cambiantes condiciones de hoy.

Estos son los puntos álgidos * Costos. La evolución hacia la arquitectura cliente-servidor debería (idealmente) ser consecuencia de un ejercicio de la planeación estratégica y rediseño de los procesos dentro del negocio.

Entendiendo la tecnología como un medio para ser mejores, y no como un fin para gastar recursos, la evolución tardía hacia la arquitectura cliente- servidor podría traducirse en costos excesivos por mantenimiento de tecnologías atrasadas y, en el peor de los casos, podría significar la pérdida de participación del mercado, como resultado de una deficiente toma de decisiones.

*Recurso humano. El recurso humano bien entrenado y actualizado podría ser mucho más productivo bajo un esquema tecnológico de alta eficiencia.

El antiguo planteamiento para el desarrollo de sistemas, basado en análisis, diseño, desarrollo e implantación, representa tiempos extremadamente largos, dadas las necesidades informáticas actuales.

Hoy en día la arquitectura cliente-servidor ofrece herramientas de desarrollo de muy alta productividad que permiten el desarrollo e implantación de prototipos en tiempos muy razonables y cada vez más reducidos.

*Proveedores. No es fácil encontrar proveedores que integren servicios de planeación, reingeniería (diseño) de procesos, dimensionamiento de la tecnología (cuál esquema cliente-servidor conviene), y una combinación ideal hardware-software, que incluya servidores altamente escalables con múltiples procesadores.

Si esto fuera posible: felicidades!. Porque un proveedor así sería mucho más que eso: un socio en el negocio.

La elección del proveedor es muy importante, en términos de lo que representa la inversión en elementos tecnológicos para el mejoramiento del negocio.

Conclusiones La arquitectura cliente-servidor es la cristalización de una evolución tecnológica dada en los años anteriores, y constituye un concepto sobre el cual es posible apoyar la estrategia de negocios, para poder responder con ventaja a los cambios en la economía actual.

(*) Alejandro Solis T. Es Físico de la Universidad Autónoma de México y actualmente se desempeña como ejecutivo de la División Cliente-Servidor de Unisys.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.