DESORDEN CONTABLE EN BOLÍVAR

DESORDEN CONTABLE EN BOLÍVAR

El contralor departamental, Javier Anaya Lorduy, hizo acusaciones sobre la forma desordenada como se vienen manejando los asuntos contables en la gobernación de Bolívar y sus institutos descentralizados. En un informe presentado al gobernador, Carlos Mendivil Ciódaro, y a la mesa directiva de la Asamblea, Anaya cuestiona la contabilidad de la Gobernación, señalando que no es funcional, íntegra, objetiva, lógica, razonable ni verificable, y, por consiguiente, no es útil.

10 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Agrega que el manejo que se le da a la información presupuestal no es el adecuado, por cuanto se utiliza empíricamente y sin atender los lineamientos trazados en las normas que regulan la materia.

Además, según el funcionario, los controles internos de la Gobernación de Bolívar son deficientes e inoperantes, mientras que las distintas dependencias actúan sin control alguno, como verdaderas ruedas sueltas.

Tras hacer un análisis contable de los institutos descentralizados de Bolívar, dijo que en la actualidad cursan en su despacho 11 procesos de investigación fiscal contra ex funcionarios de la Industria Licorera, el Fondo Departamental de Tránsito y Transporte y la Universidad de Cartagena, entre otros.

Evaluada la gestión del gobierno departamental, al igual que la de sus institutos descentralizados, así como la eficiencia y eficacia como se ha comportado la oficina de control interno, hemos llegado lamentablemente a la conclusión que no se ha obrado con la prudencia administrativa que se requiere, teniendo en cuenta los informes de inspección que oportunamente se han dado , dijo Anaya.

Anaya Lorduy también hizo duros cuestionamientos al gobierno departamental con relación al manejo del medio ambiente en Bolívar, precisando que las regalías que recibió el departamento no han sido consecuentes con la inversión social en la zona del sur.

Señaló que durante 1992 las regalías alcanzaron cifras de 2.044 250.000 pesos, mientras que en 1993 fueron del orden de los 3.284 914.000 pesos.

Sobre el particular, señaló que la minería en el sur de Bolívar ha dejado de ser un símbolo de riqueza y desarrollo, para convertirse en un fantasma de destrucción, ruina y miseria.

Aseguró que en el departamento las características que favorecen el medio ambiente son mínimas, por cuanto carecen de los más elementales servicios públicos, agua potable y manejo de basuras y aguas negras. Si bien es cierto que se han inaugurado muchos acueductos en la zona -dijo-, ninguno de ellos cuenta con sistemas para el tratamiento de las aguas que consumen los usuarios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.