CHIPICHAPE: NO HAY TUTELA QUE VALGA

CHIPICHAPE: NO HAY TUTELA QUE VALGA

El Tribunal Superior de Cali falló a favor de la promesa de compraventa entre el Banco Central Hipotecario (BCH) y la firma Ciudad Chipichape S.A. Se vino a tierra la acción de tutela instaurada por Hernán Cruz Riascos y el ingeniero Claudio Borrero contra el traspaso a manos privadas de los controvertidos talleres de Chipichape.

27 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Desde el pasado 18 de junio, cuando se firmó la promesa, se ha venido te jiendo una serie de conjeturas; todas giran alrededor de cuatro palabras: bien de uso público.

El departamento ya quedó tranquilo, pues los nuevos propietarios le garantizaron esas tierras a Ferrovías en comodato hasta diciembre de 1993, mientras se construyen los otros talleres.

Por su parte, el municipio y la Personería han sido categóricos en afirmar que estos predios no son un bien de uso público.

El 14 de octubre Borrero y Cruz instauraron la correspondiente acción de tutela en la que invocaron el artículo 63 de la Constitución Nacional que hace referencia acerca de que los parques naturales, bienes de uso público, tierras de resguardo y otros bienes que determine la Ley, son inalienables, imprescriptibles e inembargables.

Del mismo modo, los demandantes acuden al artículo 88 de la Constitución en la que se asegura que la Ley regulará acciones populares para la protección de los derechos e intereses colectivos, relacionados con el patrimonio, el espacio, la seguridad y la salubridad públicos.

Pero al solicitar la tutela, se desconoció que esta no procederá cuando se pretenda proteger derechos colectivos, tales como la paz y los demás mencionados en el artículo 88, según lo estipulado en el numeral tres del artículo seis, del Decreto 2591 de 1991.

La sentencia del Tribunal de Cali asegura, que una cosa es el derecho colectivo y otro el individual, personal y concreto de uno de los miembros de la comunidad.

Y agrega que en este último caso se exige que la solicitud la haga el ti tular del derecho amenazado o violado y que trata de evitar un perjuicio irremediable, derecho del que no son titulares los solicitantes de la tutela quienes no se querellan de perjuicio propio con la compraventa del predio La Arboleda .

Finalmente, la alta instancia judicial señala que fue voluntad exclusiva del constituyente que la acción de tutela tenga como titular a la persona directamente afectada, de tal modo que el fallo se limite a esta.

Estas, fueron las razones centrales para que el Tribunal Superior de Cali, negara, por improcedente, la tutela formulada por los ciudadanos Hernán Cruz y Claudio Borrero Quijano, en todas sus pretensiones. Nos dieron la razón Nos sentimos plenamente satisfechos con la decisión, pues de esta forma se confirma la legalidad que siempre nos caracterizó en cada paso de la negociación, dijo Jorge Enrique Botero Uribe, gerente de la firma Ciudad Chipichape, futura propietaria de los terrenos. Agregó que para la opinión pública es un hecho que estos predios no son bienes de uso público.

Aseguró que detrás del tema estuvieron personas del sector oficial y algunos políticos que se creyeron autoridad competente.

Esta noticia ha sido la mejor que haya podido recibir, no sólo los constructores, sino la ciudad misma, enfatizó Botero. Aseguró que de ahora en adelante queda pendiente el paso final, es decir, la firma oficial de la Escritura que cerrará definitivamente este episodio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.