LOS ESPECIALISTAS EN PISO MOJADO IMPUSIERON SUS LEY

LOS ESPECIALISTAS EN PISO MOJADO IMPUSIERON SUS LEY

Jaime Guerrero y Luis Jenaro Rico se ganaron de una manera contundente la VIII Válida de la Copa Shell Lada ayer en Tocancipá, luego de librar un verdadero duelo de técnicas contra la pareja de John Estupiñán y Oswaldo Rey. De paso, le descontaron terreno a los líderes del torneo, Cesar Aristizábal y Juan David Vélez, quienes llegaron con una vuelta menos a la meta en un quinto lugar, pero sin haber estado nunca en la pelea por la cabeza. Entre ellos, se presentaron luego de una perfecta conducción Luis Fernando Malkum con Angelo Vega, terceros, y Guillermo Manera con Daniel Villa en un cuarto puesto, pero con diferencias notables entre todos.

10 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Sobre un piso mojado, el duelo se dio entre dos especialistas del mal tiempo, dada su húmeda escuela en loas circuitos ingleses. Jaime Guerrero empezó a aproximar a John Estupiñán, quien resistió hasta cuando su caja de velocidades empezó a soltar la segunda en los rebajes. Luego Guerrero pasó del auto a las muletas y el segundo episodio de esos mismos carros lo libraron Luis Jenaro Rico y Oswaldo Rey, pero sin que se dieran acciones importantes dada su diferencia en la pista.

Al final, sobre el circuito seco, las cosas se normalizaron pero ya fue tarde para muchos equipos. Sin embargo, los hermanos López, Delgadillo y Aparicio, Mora y Mauricio López y Abello con Clopatofsky, terminaron bastante cerca entre sí y tuvieron un final de carrera apretado.

Cuando el sol había borrado del escenario las brumas de una mañana helada, llegaron con su fiesta y colorido más de 250 Volkswagen, en su sexto encuentro anual. Los hubo de todos los modelos, colores, edades, versiones y atuendos. Unos vanagloriándose de su originalidad, otros de su irreverencia con sus líneas de origen. Muchos disfrazados para la ocasión con todo tipo de atuendos, desde los militares hasta algunos evocativos del legendario Cupido Motorizado . Varios en atrevidas configuraciones de velocidad. Pero, todos bajo la carpa de su marca.

Antes de todo este ordenado desorden, se dieron dos espectaculares series de superbikes, cuya velocidad sobre el pavimento empapado puso los pelos de punta a la concurrencia. En especial, cuando la corredora americana Rob Ann Porter, cayó aparatosamente al final de la recta, afortunadamente sin lesiones ni para ella ni para su entusiasmo, pues prometio volver en cuanto le cursaran una nueva invitación. Roberto La Lora Vélez, esta vez en su máquina pura sangre volvió a ganar con su habitual superioridad en expertos, mientras que hizo lo propio entre los novatos Paco Con, del Valle.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.