NO PRECIPITARSE

NO PRECIPITARSE

11 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

En España, especialmente en Madrid, se hacen lenguas por la actuación de Diego González en la capital del toreo. Los elogios que vimos en la prensa los corroboran taurinos de talla y poder, que clasifican a Diego como una de las promesas más firmes de la torería moderna. Con sorpresa hemos leído que lo van a presentar en la próxima temporada colombiana para darle la alternativa, que creemos debe recibirla en la Madre Patria y confirmarla en Colombia. Lo pueden quemar al cortarle su entrenamiento y contacto con el toro ibérico. Los toreros tienen su momento y si hay algo que pueda complicarle el buen curso de su carrera es la precipitud.

Citaríamos muchísimos ejemplos de novilleros frustrados por la velocidad con que buscan llevarlo al difícil campo de matador de toros. Un año más enfrentado a las reses de lidia española le convendría muchísimo a la novel esperanza de la torería colombiana. Con la experiencia de haber visto más de cincuenta años los toros, creo que el riesgo es demasiado peligroso. Ojalá me equivoque.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.