CONFIRMAN MUERTE DEL LÍDER DE LA SECTA SOLAR

CONFIRMAN MUERTE DEL LÍDER DE LA SECTA SOLAR

La policía suiza afirmó ayer que Joseph Di Mambro, cabecilla de la secta religiosa apocalíptica 53 de cuyos miembros murieron la semana pasada, falleció junto a sus seguidores. Un comunicado de la policía del cantón de Valais dijo que el cadáver de Di Mambro fue identificado formalmente y que fue hallado en uno de dos chales destruidos por las llamas en la aldea de Granges-Sur-Salvan.

11 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Las autoridades también encontraron una pistola calibre .22 con un silenciador en uno de los chales. Los detectives llevaban días buscando el arma con que fueron asesinadas varias de las personas halladas muertas en una granja en otra aldea.

La policía halló indicios de violencia en algunos de los 25 cadáveres hallados en la granja en Cheiry y un cadáver tenía incluso ocho balazos en la cabeza. Pero según la investigación preliminar, las 23 personas que estaban en los chales en Granges-sur-Salvan murieron apaciblemente.

La identificación de Di Mambro tuvo lugar tras la llegada de investigadores de la policía canadiense que suministraron la documentación dental del septuagenario.

Asimismo, el sábado pasado familiares en Sion dijeron haber identificado a Di Mambro y a su esposa Jocelyne entre las víctimas halladas en los chales en Granges-sur-Salvan.

Detalles como la cabellera, un brazalete de cobre que siempre llevaba al revés y un fajo de billetes de 1.000 francos suizos - era la única persona del grupo que siempre llevaba fajos de billetes -, bastaron a conocidos y familiares de Di Mambro para afirmar que los restos que les mostraron en fotografía corresponden a este franco-canadiense.

Entretanto, no había pistas que indicaran si Luc Jouret, gurú espiritual de la secta seguía con vida o había muerto.

De momento, las autoridades suizas y canadienses centran sus investigaciones en determinar quién pudo ser el inductor del drama.

Según algunos medios de comunicación suizos, los líderes de la secta pudieron haber caído en una trampa mortal montada por personas de alto nivel que fueron presas del pánico al comprobar la amplitud de la investigación policial canadiense sobre la eventual existencia de una red de tráfico de armas, droga y blanqueo de dinero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.