ANDI PROTESTA POR FRENO DE E.U. AL ATÚN COLOMBIANO

ANDI PROTESTA POR FRENO DE E.U. AL ATÚN COLOMBIANO

Primero fueron restricciones a las rosas, en estos momentos cursa una demanda contra el banano. Y ahora, sin saberse con exactitud qué pasó, Estados Unidos prohibió temporalmente las importaciones de atún colombiano. Al respecto, la Cámara de la Industria Pesquera de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) protestó por esa decisión y mostró su sorpresa ante ese hecho, que fue comunicado este fin de semana por la Embajada de Estados Unidos al Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura (INPA).

11 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Según la ANDI, esa decisión afecta la soberanía nacional y de manera significativa el sector pesquero nacional. El gremio aseguró que el Gobierno Nacional y siete empresas han orientado sus esfuerzos en los últimos ocho años al desarrollo de la industria atunera.

Para el efecto, agrega, se realizaron inversiones en plantas de procesamiento que superan los 78.698 millones de pesos, con una capacidad instalada de procesamiento de más de 410 toneladas día.

A esas inversiones están asociadas 48 embarcaciones que realizan sus labores de captura en el Pacífico Oriental. Este sector genera 17.500 empleos directos e indirectos y, de acuerdo con el gremio, en 1993 se pagaron 6.058 millones de pesos en salarios.

Lo más extraño para la ANDI y el mismo INPA es que la flota atunera colombiana realiza su labor llevando a bordo a observadores de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) quienes controlan que no sean atrapados delfines.

Delfines involucrados Precisamente, una prohibición anterior de Estados Unidos cerró dos años las importaciones del producto colombiano debido a que se capturaban delfines en las faenas atuneras.

Los delfines generalmente siguen los grupos de atunes aleta amarilla y cuando los barcos realizan la captura accidentalmente atrapan esos mamíferos.\ Colombia adoptó las medidas del caso para que esto no ocurriera y Estados Unidos levantó la prohibición a comienzos del presente año para volver a instaurarla este fin de semana.

Según la Cámara de la Industria Pesquera, la CIAT destacó la reducción de la mortalidad de los delfines en el caso colombiano. Mientras en 1993 murieron 193.000 delfines en 1993 fueron 3.600 de estos mamíferos marinos.

Además, Colombia firmó en 1992 el Acuerdo de La Joya (California) que prevé que observadores del CIAT se embarquen en los buques atuneros y expiden un certificado denominado Dolphin Safe , papel con el cual la Unión Europea (UE) y Estados Unidos reciben el atún aleta amarillo.

A Colombia le pidieron que ratificara el 26 de julio unas medidas extras del acuerdo de La Joya, pero no lo hizo porque prácticamente prohibían la pesca en aguas colombianas. Debido a esto, parece que Estados Unidos pasó la cuenta de cobro con la medida temporal.

Pese a que el mercado de Estados Unidos para el atún de aleta amarilla es pequeño, debido a las restricciones anteriores, sin embargo prometía ensancharse para el producto colombiano. El año pasado se exportaron 2,4 millones de kilos por un valor de 155.000 dólares.

En total, Colombia exportó el año pasado 49 millones de kilos por 64, 2 millones de dólares, según datos del INPA.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.