EL SAN ANDRÉS QUE SAMPER VA A ENCONTRAR

EL SAN ANDRÉS QUE SAMPER VA A ENCONTRAR

Como paraíso de riquezas ambientales y turísticas, el archipiélago de San Andrés y Providencia ha sido visitado por infinidad de colombianos y extranjeros que solo ven su cara amable, pero que no saben que actualmente atraviesa una de las peores crisis de su historia. Una acción de tutela entablada recientemente por el Defensor del Pueblo a nombre de varios ciudadanos nativos -que congeló las licencias de construcción en San Andrés- evidenció la crisis ambiental y de servicios públicos que viene arrastrando el archipiélago de largos años atrás.

14 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Con un acueducto ineficiente, un alcantarillado que no cubre al 1O por ciento de la población y una planta de selección de basuras que hace rato fue superada en su capacidad, San Andrés presenta uno de los cuadros más graves del país en cuanto a salud ambiental.

De otra parte, el suministro de energía eléctrica continúa siendo deficitario. Nuevos apagones y racionamientos se siguen presentando en todos los sectores de San Andrés y Providencia, sin que se vean soluciones a corto plazo. La más reciente decepción de la comunidad isleña se dio durante una visita de la directiva de Corelca en la que se anunció el fracaso de la negociación de la primera etapa de privatización de este servicio.

Al respecto, la opinión de los gremios de San Andrés es categórica: en un documento que le entregarán hoy al Presidente Ernesto Samper Pizano dicen que el más escandaloso de los servicios públicos ha sido el de la energía eléctrica . Sostienen los dirigentes isleños que a pesar de contar con 36.OOO kilovatios instalados para una demanda pico de 22.OOO, la ausencia de equipos suficientes y confiables ha sometido a las islas a racionamientos habituales durante los últimos 3O años.

Por estas razones, recientemente una operación turística originada en Manchester, Inglaterra, que traía 23O pasajeros semanales fue cancelada abruptamente por la compañía británica Enterprise.

Por otro lado un buen número de barrios subnormales, crecidos al amparo de la inmigración descontrolada sucedida en las décadas de los 7O y 8O, hoy son fuente de preocupación para las autoridades sanitarias del archipiélago.

Según el Servicio Seccional de Salud el 27 por ciento de las viviendas de San Andrés no cuentan con ninguna conexión a sistema alguno de disposición de excretas. Esto significa que cerca de 3.OOO familias de los sectores de El Cliff, Las Tablitas, Zarabanda, Nuevo México, El Cocal, Cartagena Alegre, New Guinee, Battle Balley y otros, utilizan el campo abierto para hacer sus necesidades.

Naturalmente, los turistas nunca ven estos barrios, salvo desde el avión, cuando al aterrizar se divisan, a la izquierda de la pista, algunos de los asentamientos tuguriales mencionados.

También por los lados de Providencia y Santa Catalina, una protesta reciente de grupos cívicos isleños puso sobre el tapete el peligro de privatización de zonas aledañas a los manglares y playas con la puesta en marcha de proyectos turísticos y hoteleros, en uno de los ecosistemas más frágiles del archipiélago.

Los trapos al sol Esta serie de hechos parecen llevar a las islas, especialmente a San Andrés, a un cuadro de tipo apocalíptico que sus habitantes y el país comienzan a destapar lentamente. Hablar de estas cosas hace diez años era someterse al escarnio público dice Juvencio Gallardo, dirigente del movimiento SOS (Sons of the Soil) recordando las primeras denuncias contra la superpoblación y las agresiones al medio ambiente hace unos 12 años.

Sin embargo hoy muchos antiguos enemigos nos apoyan decididamente , concluye el dirigente. Otro tanto le ocurrió en 199O al intendente Kent Francis cuando tuvo la osadía de prohibir por decreto la extracción y el uso de la arena coralina que estaba dejando sin playas a San Andrés.

Ahora, estos asuntos y otros como la oficialización del bilingismo, el control de residencia y circulación, y la protección a los manglares, son leyes de la República, aunque su puesta en marcha todavía no esté reglamentada a cabalidad.

El Gobierno departamental está recuperando playas con la arena extraída por la Draga Colombia, que adelantó las obras del dragado del canal de acceso al muelle local. Con 9O.000 metros cúbicos de arena coralina depositados en Sound Bay, Rocky Cay, Spratt Bay y la Avenida Francisco Newball, las costas de la isla vuelven a lucir como un verdadero destino turístico del Caribe.

Sin embargo el plan de recuperación de la Bahía Hooker, la más golpeada por la contaminación ambiental y térmica que generaron las plantas de la Electrificadora de San Andrés (Electrosan), parece estar empantanado en alguna secretaría del despacho departamental.

El gobernador Simón González Restrepo que siempre cubrió de poesía los asuntos de carácter ambiental, dice que el mejor legado que le dejará a las islas será el saneamiento de las finanzas oficiales, con un presupuesto para ejecutar en 1995 cercano a los 4O.OOO millones de pesos.

Soberanía La mejor manera de hacer soberanía en el archipiélago de San Andrés y Providencia es acompañando a los pescadores artesanales en sus faenas diarias dijo Simón González Restrepo recientemente durante un consejo de seguridad.

De esta manera la Armada Nacional recibió el mensaje de la Asociación de Pescadores Artesanales de San Andrés, que solicita mayor protección para los hombres de la mar que realizan su trabajo en los cayos del norte del archipiélago.\ nAdemás, el gobierno local y los gremios consideran que solucionando las necesidades básicas de la comunidad también se ejerce soberanía. Por eso solicitarán al Presidente Samper un apoyo decidido para acometer las siguientes iniciativas: privatización de la generación y distribución de la energía eléctrica; financiación total de los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo por valor de 45.OOO millones de pesos; apoyo a la construcción de la Universidad Cristiana de San Andrés; diseño y construcción del muelle turístico internacional y ampliación del actual por un valor de 1O.OOO millones de pesos; construcción de la segunda fase del terminal aéreo de San Andrés y solución al problema de aproximadamente 1.5OO familias que habitan en viviendas subnormales de San Andrés.

Finalmente se solicita garantizar efectivamente el cumplimiento de toda la normatividad vigente que rige al Puerto Libre del archipiélago.

La agenda del Presidente El Presidente Ernesto Samper Pizano y los ministros de Gobierno, Defensa, Medio Ambiente, Desarrollo, Transporte, Salud y Educación, y otros funcionarios del Gobierno nacional llegarán a San Andrés a las 2: 3O p.m. de hoy. De inmediato, Samper Pizano, en compañía del gobernador Simón González Restrepo, procederá a la inauguración de la primera etapa del aeropuerto General Gustavo Rojas Pinilla que alcanzó un valor total de 3.6OO millones de pesos.

A continuación se dirigirá al Palacio de los Corales (sede del gobierno departamental) en donde presidirá un consejo de Gobierno con los ministros y funcionarios del gobierno local. En esta reunión se analizarán los principales problemas y la situación actual del archipiélago de acuerdo a un temario propuesto por las autoridades isleñas.

Hacia las 5 p.m. se desplazará al salón Alejandro Rankin de la Cámara de Comercio, lugar escogido para que el presidente se dirija a la comunidad de las islas y atienda las diferentes propuestas y mensajes de los dirigentes cívicos y gremiales del archipiélago. Luego atenderá una rueda de prensa.

El sábado a las 9:OO a.m. inaugurará en las instalaciones de Telecom la nueva Central Digital de Comunicaciones que inicialmente ampliará a 1O.OOO la capacidad de líneas existentes en San Andrés. Luego viajará a la isla de Providencia donde visitará algunas obras y regresará hacia el mediodía para viajar rumbo a Cartagena.

Panorama ambiental En San Andrés no hay un solo ecosistema que permanezca virgen. Todos, de una u otra forma han padecido la intervención del hombre.

Los bosques fueron eliminados por varios cultivos en diferentes épocas y hoy el verde lo dominan plantaciones de cocotales y rastrojos bajos (zonas cubiertas por vegetación de todo tipo, que no sobrepasa los tres metros). En Providencia se conservan algunas zonas con vegetación original, pero la intervención, igual para sacar madera o para convertir los terrenos en zona de pastoreo, es más que evidente.

En San Andrés, según datos del Inderena, la Dimar y la Defensoría del Pueblo, 10 hectáreas de manglar han sido rellenadas y el 50 por ciento de los arrecifes han muerto.

El agua para consumo humano está a punto de convertirse en un problema de salud pública porque los lixiviados (el jugo de la basura) están contaminando los pozos subterráneos.

El cuanto a la contaminación del medio marino, el lío es de nunca acabar porque, según la Defensoría del Pueblo, no menos de 500 almacenes y 50 hoteles carecen de planta de tratamiento de aguas. De hecho, el 70 por ciento de las aguas residuales de la isla son vertidas al mar sin ningún tratamiento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.