ANGELES DE WIM WENDERS

ANGELES DE WIM WENDERS

Con Tan lejos, tan cerca, Wim Wenders se aleja de la soledad del paisaje y las interminables carreteras de sus pasados road movies y escapa de las insondables especulaciones acerca de la sociedad tecnológica del futuro de Hasta el fin del mundo, para elevarse, una vez más y después de Las alas del deseo, en un segundo tránsito hacia el cielo de Berlín. Desde allí, con su nueva película, hace descender a sus ángeles solitarios sobre la tierra. Angeles cuya existencia, más que afirmar una frontera, una forma escueta de espiritualidad religiosa, o constituir personajes quiméricos de una ficción poética de sueños alados, remite a una elevación del espíritu. Aquí estas presencias inmateriales hacen posible y proponen una amplia, melódica e intensa escritura fílmica. Y como en su composición sacraliza la relación entre lo racional y lo sublime, a la vez que transgrede la lógica ordinaria, deja al artista libre para evocar un mundo sin ataduras con lo real, un mundo en el que es posible la

16 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Los ángeles de Wenders más que presencias místicas, son seres teóricos, ecos misteriosos, observadores meditativos que reflejan la conciencia de los principios luminosos y las virtudes humanas propias de una existencia espiritual. Encerrados en su esfera moral, reaccionan con el mundo del hombre ordinario y de este choque surge la dialéctica propia de la película, sus implicaciones manifiestas, el deambular por el tiempo histórico y los transitorios estados del alma de sus personajes terrenales, que de alguna manera revelan la precariedad y la banalidad del mundo moderno.

Meditación hegeliana Y aunque la narración goza de una inmensa libertad de espíritu, las situaciones históricas, conocidas y codificadas, y posturas filosóficas pueden identificarse con alguna pretensión de investir la historia general de la película con un ropaje puramente moralizante. Pero aun por más que la actitud del realizador sea percibida de esta manera, lo que aquí importa, más allá de los juicios morales acerca de la conducta, la historia o la existencia, es la creación de una rica atmósfera poética donde surge la extraordinaria fuerza mitológica de la película, su belleza épica, la vitalidad de sus personajes y sus tramas.

Como una naturalidad sugestiva, libre y conmovedora, como algo preciso, claro, suficiente en sí mismo e imbuido de curiosas mezclas, Tan lejos, tan cerca tiene el poder de reactivar permanentemente nuestra curiosidad desde diferentes puntos de vista. Si hay algo a lo cual no quiere renunciar es a la dificultad de su tema y a la complejidad que su desarrollo propone, por sencillo que parezca su mensaje. Y si es cierto que allí pueden estar las condiciones que exigen una participación activa del espectador, también lo es que allí precisamente reside su seductora belleza. Una película que subyuga no por la historia que relata o por las pequeñas historias que apenas esboza y encadena, más bien por el espíritu con que han sido tratadas, por la inmensa delicadeza de su devenir, por la fragilidad de su escritura y su vivencia, y por el enorme poder de sugerencia que encierra.

Es posible que el espectador no encuentre en esta película demasiadas referencias del mundo que le rodea. Las encontrará a otro nivel. Porque si de alguna manera en su título se puede encontrar alguna clave de su enigma, es porque nos concierne de una forma íntima, por encima del furor épico de su acontecer. Una meditación hegeliana de Gorbachov abre amplia y espléndidamente la película, meditación que conduce a la obra de arte, tal como la pensaba Hegel: como la realización de un fin sustancial más elevado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.