HIERRO, CÓNYUGE QUE PROMETE SER FIEL

HIERRO, CÓNYUGE QUE PROMETE SER FIEL

En las estructuras de hormigón armado existe un matrimonio indisoluble entre dos elementos: el hierro y el concreto. Y lo que pase con uno de ellos afecta indefectiblemente al otro. Si uno se dobla, el otro se quiebra; si uno no aguanta el peso, el otro termina por ceder.

15 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Lo anterior no sería problema si se tratara de una relación conyugal entre un hombre y una mujer, pues ellos tienen en el divorcio una salida ideal.

Pero cuando la unión de hierro y concreto es la base que sostiene un edificio; el vínculo tiene que ser indisoluble y duradero.

Por eso al concreto se le realizan pruebas en obra y en laboratorio, para comprobar que cumple con los requisitos necesarios.

Eso se hace con cierta regularidad y los constructores ya están familiarizados con ellas.

Sin embargo, para el hierro no existían los mismos controles de calidad; y ante el fenómeno de la apertura, llegaron muchos hierros extranjeros a buscar pareja en Colombia, muchos de los cuales no son compatibles con las exigencias de dimensión y resistencia.

Esa situación fue la que creó el manual para el Ensayo y control de calidad del acero de refuerzo .

El estudio fue realizado por una comisión tripartita de la Asociación Colombiana de Ingeniería Estructural, la Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica y la Seccional Colombiana del American Concrete Institute.

Con el se puede evaluar las calidades del hierro que desea formar parte de una estructura colombiana.

Las pruebas del hierro o acero de refuerzo también se dividen en dos: en obra y en laboratorio.

Aunque los constructores colombianos no están familiarizados con esos ensayos, ante la llegada de aceros extranjeros de pésima calidad, deben tomar algunas medidas elementales.

Los expertos recomiendan que cada 20 toneladas de hierro se realice por lo menos un muestreo. El más fácil es el de pesar una barra de un metro, para saber rápidamente si las varillas cumplen con los requisitos de diámetro y área mínima.

El examen es clave pues mientras en casi todo el mundo se manejan las medidas en centímetros, en Colombia se sigue usando las pulgadas, lo que ha creado confusión y hasta engaños en el mercado.

Con esos análisis se pretende que los aceros candidatos a formar pareja con el concreto en las obras colombianas, cumplan debidamente con sus funciones y hagan votos de fidelidad para toda la vida.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.