Secciones
Síguenos en:
GOBIERNO-OPOSICIÓN

GOBIERNO-OPOSICIÓN

Francamente nos tomó por sorpresa la idea de la Dirección Liberal Nacional asociada con el retorno al esquema político Gobierno-Oposición que había tenido sus últimos desarrollos durante el mandato del ex presidente liberal doctor Virgilio Barco. Eran esas, ciertamente, épocas muy diferentes. El planteamiento político de la campaña del candidato Barco fue exclusivamente liberal sin que se hubiesen manifestado propuestas análogas a la de Alianza por Colombia y el veredicto holgado de las urnas le confirió al liberalismo de entonces una movilidad política que no tiene hoy.

Si bien es cierto que hemos sido declarados partidarios de todas aquellas estrategias que conduzcan al fortalecimiento de los partidos políticos como colectividades democráticas que estén en capacidad de interpretar y tramitar las aspiraciones de la población colombiana, creemos que el solo planteamiento del retorno al esquema Gobierno-Oposición requiere, como presupuesto básico, la reorganización y la reorientación del Partido Liberal. Si lo anterior no se logra, es inevitable que una propuesta de ese tenor adquiera, a ojos de la opinión pública, un sospechoso tufillo burocratero que no corresponde a los postulados del partido ni a sus banderas, ni conviene al gobierno ni al país.

No obstante, reconocemos la bondad de la serie de foros que está organizando la Dirección de la colectividad para que, desde los variados estamentos que la integran, se abra una provechosa reflexión sobre el Partido Liberal que queremos , según lo expresa la propia convocatoria. Ciertamente, estos foros permitirán tomar el pulso al estado actual de la colectividad, a las expectativas de sus militantes frente al futuro liberal y a la Administración Samper.

Sobre este último punto el partido no se puede llamar a engaños. Si al presidente Samper la va bien, al liberalismo le irá bien. La unidad de medida, en consecuencia, debe ser una integral, por encima de los particulares balances que a título personal puedan diseñar los distintos dirigentes.

En efecto, más allá de la representación burocrática que uno u otro sector pueda tener en las diferentes esferas de la Administración, lo que determinará la vigencia política de tales organizaciones será el buen desempeño del partido en el cuatrienio.

Y el panorama es complejo. Las difíciles circunstancias por las que atraviesa la nación demandan una suma de voluntades y esfuerzos con las mejores inteligencias y con los mejores colombianos para sortear con buen suceso los difíciles retos del presente.

En efecto, la coyuntura aconseja más alianzas que divisiones, más socios que adversarios, más aliados que detractores, lo que en términos de gobierno equivale a más coalición que oposición.

No son estos los mejores tiempos para romper el equilibrio que el Presidente logró darle a su gabinete. Junto a los ministros liberales se encuentran distinguidos dirigentes conservadores que ofrecen buenas hojas de vida, quienes apenas están estrenándose en sus funciones. Es conveniente darles tiempo para valorar con serenidad sus ejecutorias y su desempeño.

Con base en las consideraciones anteriores, los liberales deberían consagrar sus esfuerzos a la revitalización de la colectividad; a resolver sus contradicciones internas -por lo menos las más apremiantes-; a retomar las reflexiones ideológicas; a recuperar la legitimidad erosionada; a renovar los cuadros de militantes y dirigentes; a reconvocar las fuerzas sociales, gremiales y ciudadanas que han tomado distancia en relación con el partido; a depurar las listas de sus afiliados; en resumen, a afinar los instrumentos necesarios para que el liberalismo se proyecte al país como una fuerza transformadora, comprometida con el desarrollo y la justicia social y sintonizada con la realidad del pueblo colombiano. Cuando se recuperen esas condiciones tendrá sentido reabrir la discusión para reflexionar en profundidad sobre asunto de tanta importancia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.