DERRUMBE SEPULTÓ A EX SACERDOTE EN ANTIOQUIA

DERRUMBE SEPULTÓ A EX SACERDOTE EN ANTIOQUIA

Julio César Escobar Marín, un exsacerdote de 60 años, se convirtió ayer en la primera víctima de la ola invernal en Antioquia, tras ser sepultado por un derrumbe que cayó sobre la carretera Troncal del Café, a la altura del municipio de Amagá. El percance ocurrió aproximadamente a las 11 de la noche del pasado miércoles, en el sitio La Honda del sector conocido como Albania.

14 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Según testigos, Escobar, su esposa Luz Marina Posada y tres de sus hijos, viajaban en un vehículo particular por esa zona, y se encontró con un grupo de personas que trataban de sacar un vehículo de un lodazal, al lado de la vía.

Aunque caía una persistente llovizna, el ex sacerdote se bajó a colaborar para sacar del barro el vehículo. En ese momento, un derrumbe de lodo y piedras cayó en el lugar y arrastró a Escobar, quien quedó sepultado unos metros más abajo de la carretera.

De acuerdo con el informe médico, el ex sacerdote murió a causa de múltiples fracturas en el cráneo y en diferentes partes del cuerpo.

Escobar nació en Circasia, Quindío, y en la actualidad dictaba la cátedra de catequesis en el Inem de Armenia. En el momento de accidente, el ex sacerdote se dirigía a Medellín para pasar el puente festivo.

Familiares de la víctima dijeron que había ejercido el sacerdocio por 24 años y deja a su esposa y cinco hijos.

Las exequias del educador se cumplirán esta tarde en Medellín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.