INTOXICADOS 51 ESTUDIANTES

INTOXICADOS 51 ESTUDIANTES

Un grupo de 51 alumnos del Colegio Cooperativo Ismael Perdomo resultó intoxicado aparentemente por consumir unas arepas de bocadillo con queso.\ Los estudiantes fueron atendidos en el centro de salud del barrio Perdomo y los más delicados se remitieron a los hospitales cercanos. Ningún alumno presentó grave estado de intoxicación. Los afectados coincidieron en señalar que esas arepas son consumidas a diario en el colegio y que estaban más ricas que nunca .

14 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Esta vez sonó la alarma y no el timbre para el cambio de clase en el Colegio Cooperativo Ismael Perdomo, ubicado en el sur de Bogotá. Luego del recreo de la mañana, 51 alumnos de dicha institución comenzaron a mostrar síntomas de intoxicación.

Al parecer, unas riquísimas arepas de bocadillo con queso generaron el problema.

Esas arepas estaban buenísimas. Hoy sabían mejor que nunca , dijo Pedro Cortés, un alumno de décimo grado de la institución.

Agregó que después del recreo, varios compañeros nos comenzamos a sentir mal, con dolor de cabeza y mareo, y los profesores nos llevaron al centro de salud .

Para John Jairo López, un niño de 11 años y que cursa el sexto grado, las arepas estaban tan sabrosas que me comí dos , y agregó que siempre compra ese producto en la cooperativa del colegio.

Cuando el número de casos de intoxicación aumentó, los profesores remitieron a los afectados -niños y jóvenes entre los 10 y los 19 años- al centro de salud, localizado a tres cuadras del colegio.

Hasta allí, llegaron 51 estudiantes con dolor de cabeza y estómago, náuseas, vómito, y algunos con muestras de deshidratación. Los más delicados fueron remitidos a los hospitales de Bosa, El Tunal y El Carmen.

Según Juan Manuel Hernández, gerente del colegio desde hace dos años, al parecer, la emergencia fue causada por unas arepas que se venden en la cooperativa, las cuales se suministran desde hace unos 10 años allí, y que lleva un señor Cortés .

Tanto para los profesores como para algunos padres de familia que esperaban a sus hijos en el centro de salud, esto simplemente fue un accidente del cual no se puede armar un escándalo .

De acuerdo con Hernando Bonilla, médico del centro de salud del barrio Perdomo, los pacientes llegaron en regulares y aceptables condiciones. A los que más deshidratados estaban, los remitimos a las instituciones hospitalarias, pero no había un caso de extrema gravedad .

Los alumnos afectados coinciden en señalar que la culpa de la intoxicación no es del colegio ni del encargado de administrar la cooperativa escolar, José Garavito. Por el contrario, varios de ellos reconocieron la preocupación que tuvieron por su salud y la rapidez con que actuaron.

Se informó, también, que funcionarios de la Secretaría de Salud, ya tienen la única arepa que sobró, de las 60 que compró la cooperativa, para efectuar los análisis del caso.

Así mismo, Jorge Enrique Arango, jefe de turno del hospital de Bosa, informó que ya se enviaron muestras de jugos gástricos de los pacientes a la unidad de toxicología del hospital de Kennedy para que se determine si la causa de la intoxicación fue por alguna sustancia o bacteria .

Sin embargo, y como dijo Alejandro Cuesta, un sardino de 11 años y que cursa sexto grado, hermanito, nos salvamos de pura arepa .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.