Secciones
Síguenos en:
América Latina: sigue la buena racha

América Latina: sigue la buena racha

Una de las noticias positivas para América Latina de este 2006 que termina es el desempeño económico. Según datos de la Cepal, las economías de la región crecerán 5,3 por ciento este año y consolidarán cuatro años de crecimiento promedio superior al 4 por ciento. Esta racha ha impulsado una recuperación del producto por habitante del 16 por ciento entre el 2003 y el 2007, después de estar estancado por 20 años. Este ciclo virtuoso latinoamericano se complementa con buenos indicadores de manejo fiscal y una inflación bajo control, un 4,8 por ciento en promedio este año.

Colombia es un invitado de honor a esta fiesta regional. El Gobierno prevé que la economía nacional podrá terminar creciendo en el 2006 más del 6 por ciento. Estos guarismos sitúan al país dentro de las economías latinoamericanas más pujantes, como Argentina y Venezuela. Con la inversión privada superando un aumento del 25 por ciento y el consumo del Gobierno creciendo por debajo del 2 por ciento, las autoridades económicas pronostican un excelente panorama para la economía colombiana en el 2007.

Otros números confirman la tendencia regional positiva. El balance de la Cepal resalta un mejor escenario para las finanzas públicas, que en algunos casos han generado excedentes que son invertidos en disminuir los niveles de endeudamiento. Además, los resultados regionales muestran un aumento de los salarios reales, la inversión y el consumo. Por último, las cifras de desempleo han caído de 10,7 por ciento en el 2003 a 9 por ciento en el 2006.

* * * * Aunque estas son sobradas razones para mantener el optimismo de un crecimiento sostenido, también hay señales que invitan a la cautela. Mucho del empuje económico latinoamericano reposa sobre la racha de altos precios de las materias primas en el mercado internacional. Cualquier cambio brusco en esa tendencia podría golpear severamente aquellas economías nacionales de mayor dependencia a estos mercados. Las perspectivas de una desaceleración de la economía estadounidense también tendrían importantes efectos en las dinámicas de los países latinoamericanos. Una disminución de la actividad económica mundial obviamente reduciría las expectativas regionales; sin embargo, los analistas internacionales coinciden en que muchos países se encuentran mucho más preparados para estos embates globales.

* * * * Otro aspecto para tener en cuenta tiene que ver con las diferentes circunstancias externas e internas que cada país enfrenta. Un positivo desempeño latinoamericano no es sinónimo de bonanza para cada una de las economías de la región. Buena parte del crecimiento de estos años recientes es explicado por la recuperación económica de crisis previas, como el caso argentino, y, obviamente, los altos precios del petróleo. Decisiones internas referentes a la deuda, la tasa de cambio y el gasto del gobierno, así como el grado de las reformas institucionales, son factores que influyen en el nivel de aprovechamiento que cada economía hará del ciclo actual de crecimiento.

Sin embargo, un aspecto que toda la región comparte son los pobres resultados en la lucha contra la pobreza. Aunque el porcentaje de habitantes pobres ha bajado, el 38,5 por ciento de latinoamericanos, unas 205 millones de personas, siguen viviendo bajo la línea de pobreza, y un 15 por ciento sufre niveles de pobreza extrema. Para la reducción de estos altos índices se requieren unas tasas de crecimiento económico mayores que las que actualmente se están logrando. Dos décadas de pobre desempeño económico han golpeado de manera severa a grandes capas de la población y retan los mecanismos de redistribución de riqueza que los sistemas políticos han diseñado.

* * * * Mayores tasas de crecimiento deben ir acompañadas de mejores condiciones de vida para los más pobres y de inversión social. Salud, educación y capacitación son prerrequisitos de un crecimiento sostenido de la economía y así aprovechar mejor las oportunidades de la globalización. Los gobiernos de la región no pueden esperar a que los beneficios de este ciclo positivo goteen de manera inercial hasta los estratos más vulnerables.

Esta historia de crecimiento económico latinoamericano necesita ser compartida con los más perjudicados por las crisis anteriores.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.