Secciones
Síguenos en:
KEITH MORRIS, ADIÓS A COLOMBIA

KEITH MORRIS, ADIÓS A COLOMBIA

El 15 de noviembre próximo la Reina Isabel II de Inglaterra tocará con la espada la espalda del embajador británico en Colombia, Keith Morris. En adelante, el hombre que en estos últimos cuatro años les mostró el país a los empresarios británicos, será Sir Keith Morris, y su esposa, Lady Morris.

El embajador culmina en estos días su gestión de 4 años en Colombia (en 1967 también fue diplomático en Bogotá durante 4 años), un período en el que las exportaciones colombianas a Gran Bretaña, sin contar el petróleo, se triplicaron.

Morris cumple ya la edad de jubilación. De Colombia, dice que le quedan un hijo colombiano, la comprensión de un modo de vivir muy distinto del europeo, y un tema para ocupar sus ratos libres: va a escribir una historia de los últimos sesenta años del país, vista a través de algunas de sus figuras destacadas.

Este es un balance diplomático-sentimental de su período.

Qué perspectivas hay sobre el desarrollo más inmediato de la relación?\ Hay nuevas inversiones de consorcios de telefonía celular en el Occidente de Colombia. British Petroleum decidido hacer inversiones en la distribución de gas y también en generación eléctrica. También hay empresas interesadas en invertir en gas y algunas en la construcción de carreteras, ferrocarriles y puertos. En la lucha contra el narcotráfico continuamos con programas de entrenamiento a la policía, y la cooperación judicial en intercambio de pruebas. Se negociará un tratado marco de cooperación judicial y otro sobre decomiso de bienes del narcotráfico. Estamos aguardando la ratificación del tratado de protección de inversiones por el Congreso y por la Corte Constitucional y esperamos concluir las negociaciones del tratado para que las empresas que ya pagaron sus impuestos aquí no tengan que hacerlo en Gran Bretaña.

Tiempo de bombas Por qué la violencia no ha sido obstáculo para los inversionistas británicos? En la gran industria británica piensan que tomando precauciones es muy posible operar con éxito. Además, hay un gran reconocimento de los esfuerzos del gobierno para aminorar la violencia través de cambios políticos y económicos, y la comprensión de que tomarán su tiempo.

Cuál recuerda como el momento más difícil de estos cuatro años?\ Entre enero y abril de 1993 todos los bogotanos, los que estamos viviendo en Bogotá, fuimos afectados por las bombas. El primer carro bomba de esa campaña estalló en la calle 73, a un lado de la Carrera Séptima, una hora y media después de que yo había salido de una reunión de junta directiva de nuestra Cámara de Comercio, en el edificio de Seguros La Andina. El presidente de Seguros La Andina me llamó al día siguiente para invitarme a visitar la sala de juntas donde habíamos estado reunidos la noche anterior y nos mostró las condiciones en que quedó. Afortunadamente nuestras deliberaciones no duraron más tiempo.

Un hijo bogotano En dos períodos de su vida, que suman unos 8 años, usted ha vivido en Colombia. Qué le quedó? Un hijo bogotano, el menor. Fue muy grato venir en 1990 de nuevo a Colombia. Los colombianos abren sus puertas a los extranjeros de una manera muy calurosa, que no es muy común en el mundo. Son gente muy hospitalaria y abierta, que sabe disfrutar la vida de una manera que a veces los europeos encontramos un poco difícil: la música, el baile, la fiesta, son muy importantes aquí.

A propósito, cómo define al colombiano? Es una persona muy viva, con gran espíritu de empresa, voluntad de superarse, individualista, regionalista, siempre tiene sus opiniones personales, alegre, sabe disfrutar de la vida, baila, canta...

Y cuál es el peor defecto? Diría que es la otra cara de su individualismo. En el tráfico automotor ese individualismo está un poco acentuado. A veces es una falta de disciplina social. Quizás por eso no ha habido aquí una dictadura, porque son escépticos, no aceptan los movimientos de masas donde la gente sigue a un caudillo sin pensar. No, aquí todos tienen sus opiniones.

A qué se va a dedicar? Espero ofrecer mis servicios de asesoría a empresas interesadas en invertir en Colombia y América Latina, y escribir historia. Tengo un proyecto de un volumen corto para el lector general sobre historia de la Legión Británica. También me gustaría escribir una historia de Colombia en los últimos 60 años en términos biográficos, de figuras sobresalientes; por ejemplo en términos de las familias Gómez y López, obviamente sin olvidar a los Lleras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.