Secciones
Síguenos en:
El mercado que mueve el ‘desenguayabe’

El mercado que mueve el ‘desenguayabe’

El guayabo, médicamente, no es una enfermedad. Pero quienes lo han padecido consideran que es el peor de los males, porque los deja casi ‘muertos’: con la cabeza a punto de estallar, la boca pastoza, náuseas irresistibles y un decaimiento tan maluco que los lleva a repetir que nunca más vuelven “a tomar en la vida”. “Pero al día siguiente vuelve y se bebe. Y viene nuevamente el arrepentimiento”, dice Carlos Martínez, un enguayabado que el jueves, después de una novena de aguinaldos y rumba hasta las 5 de la mañana, se “despertó” con un caldo ‘levantamuertos’.

Este pequeño plato, que para algunos es el mismo caldo de raíces (preparado con las criadillas del toro) y para otros es el de pajarilla o el de costilla de res, forma parte de ese gigantesco mercado que mueve el ‘desenguayabe’. Es ese singular comercio que gira alrededor de changuas, arepas y caldos servidos en desayunaderos; de tintos cargados; de jugos, cervezas y bebidas energizantes; de la típica ‘bomba’ que se busca para el malestar y que moviliza marcas como la soda Bretaña,la Aspirina y los antiácidos Sal de Frutas Lúa, Sal Bonfiest y Alkaseltzer.

Las señales No hay cifras ni estudios que precisen el crecimiento de esta ‘economía del desenguayabe’. Pero hay algunos signos que lo dejan ver.

Según laboratorios farmacéuticos que retoman registros de la firma de estudios de mercado Nielsen, en Colombia el negocio de los productos efervescentes para el guayabo, la indigestión y la pesadez aumentan 20 por ciento en esta época. Es decir, en cifras absolutas suman casi 21 millones de dosis de efervescentes, de las cuales el 20 por ciento son para ‘atacar’ el guayabo.

En cuanto a las Sal de Frutas Lua y Sal Bonfiest, el laboratorio Tecnoquímica dice que estos productos cierran el año con una participación del 52 por ciento y 44 por ciento, respectivamente, entre efervescentes para guayabo.

Sobre el Alkaseltzer, voceros de Bayer –que también produce Aspirina– aseguran que sus ventas suben hasta el 40 por ciento en el fin de año.

Unas cuentas con más menudeo realizan los desayunaderos de Bogotá, como La 127 con 7a., Cañón de Chicamocha, Caldo Para’o La Playita y Esquina de La Mona.

“En esta época, entre el jueves y el domingo, hemos tenido que doblar la compra de carnes como la costilla”, cuenta Luis Álber Léon, propietario de Caldo Para’o.

En el Cañón de Chicamocha han tenido que hacer algo similar. Además aumentaron el personal de la cocina, el bar y los meseros para atender el desfile de enguayabados que llegan principalmente entre 3 y 7 de la mañana.

Son las ‘horas pico’ de la mayoría de desayunaderos.

Representantes de estos negocios coinciden en que entre diciembre y los primeros días de enero, el mercado del desenguayabe y la afluencia de víctimas de la resaca crece entre 20 y 30 por ciento.

Aunque señalan que si no hubiera sido por el programa ‘Bogotá despierta’, por el cual los centros comerciales y sus plazoletas de comida están abiertos durante estos días hasta la medianoche, el negocio del desenguayabe habría sido mucho mejor.

lucgom@eltiempo.com.co .

El primer grado de embriaguez (entre 41 y 99 grados de alcohol en la sangre) se alcanza con una copa de vino o aguardiente y en ese estado ya comienzan las alteraciones, cambios como los de la percepción y la prohibición de conducir, dice la Secretaría de Tránsito. Al segundo grado de embriaguez (de 100 a 149 grados) se llega con 4 cervezas, 2 copas de vino o de aguardiente o media copa de ron. Y el tercer grado (igual o más de 150 grados grados) se alcanza con 4 o más cervezas, 4 copas de vino o de aguardiente, una de ron, whisky, ginebra o vodka.

Como el alcohol es un diurético, causa deshidratación y otros efectos como la irritación gástrica y la caída del nivel de azúcar en la sangre, los médicos aconsejan no beber. Pero sí se hace, antes debe procurar comer y tomar mucho líquido.

Cuando se ha bebido, no se puede usar un acetaminofén (analgésico).

Los antiácidos sí se pueden tomar, pero tienen que disolverse siempre en agua.

PUNTOS QUE SE DEBEN TENER EN CUENTA .

21 millones de dosis es la proporción en la que aumenta en el país, en esta época del año, el mercado de productos efervescentes para el guayabo, la indigestión y la llenura. La celebración de las fiestas de fin de año eleva el número de enguayabados

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.