Secciones
Síguenos en:
NACIÓ EN ARMENIA Y ES PADRE DE DOS HIJOS Cruz, el mejor policía de la ciudad

NACIÓ EN ARMENIA Y ES PADRE DE DOS HIJOS Cruz, el mejor policía de la ciudad

Vestido de civil, el sargento Pastor Cruz sale de su casa todos los días a las 6 de la mañana, se monta en una patrulla y, por radio, recibe su única misión: perseguir –así sea bajo tierra– a los ladrones de cable telefónico en Bogotá.

Cruz madruga a ‘cazar’, esquina por esquina, a los vándalos que este año les causaron pérdidas cercanas a los 5 mil millones de pesos a las compañías de telefonía.

En esa tarea solo lo acompañan dos patrulleros: entre los tres lograron desmantelar este año seis grandes bandas dedicadas a ese delito.

El negocio consiste en robarse el cable de cobre para luego venderlo a precio de oro en el mercado negro de las ferreterías y las chatarrerías.

El último gran golpe lo dieron hace cuatro días, a las 10 de la noche, cuando detuvieron a cuatro contratistas de una entidad oficial con una tonelada de cable en sus manos, en el norte de Bogotá.

Un robo así puede llegar a dejar sin tono a 40 mil usuarios por dos días.

Por esa lucha contra el vandalismo, Cruz fue reconocido como el mejor policía de Bogotá, en una ceremonia que se realizó el pasado miércoles en la estación Carabineros (cerca del parque Nacional).

Allí, además, se reconoció el trabajo de otros 19 oficiales y suboficiales de la Policía Metropolitana.

De premio, la institución le dio un viaje a Cartagena con su esposa, Hilda Moreno, y sus hijos, Shryley Catherine (psicóloga, de 22 años), y Jhony Andrés (de 25 y futuro ingeniero mecánico).

Se trata de un homenaje a este hijo de Armenia (Quindío) que completa 24 años en la Policía desde el momento en que llegó a Bogotá a estudiar en la Escuela de Carabineros. “Me casé muy joven y realmente vi que la Policía era una institución muy seria y que me daba estabilidad. Por esa razón, me incorporé”, recuerda.

El sargento Cruz ha estado toda su vida en Bogotá dedicado exclusivamente a labores de inteligencia, por lo que pocas veces se le ve en la calle con el traje verde oliva.

Dice que su hoja de vida es impecable y en ella solo aparece otro reconocimiento (la medalla cívica de Bogotá) que le otorgó el entonces alcalde Jaime Castro.

Todo por haber ayudado a rescatar con vida a su esposa, Clara Forero de Castro, quien se encontraba dentro del Palacio de Justicia en momentos en que los guerrilleros del M-19 asaltaban ese recinto.

Los compañeros de Cruz lo reconocen como alguien entregado a la institución.

Al punto que el día en que falleció su madre, en una habitación de la clínica San Pedro Claver, él tuvo que seguir realizando un allanamiento.

Este sargento cuenta que se ha especializado tanto en perseguir a los ladrones de cable telefónico que ahora está haciendo una investigación académica sobre el tema.

“Cruz ha logrado crear un equipo especial con las mismas empresas afectadas para poder judicializar en tiempo récord a esos delincuentes”, dice alguien que conoce su trabajo de cerca.

De hecho, fue uno de los primeros en ‘inaugurar’ el nuevo sistema penal acusatorio, que entró en vigencia el primero de enero del 2005 en Bogotá.

“Un mes después, en febrero, yo ya tenía a nueve ladrones metidos en la cárcel bajo esas nuevas normas”, cuenta, orgulloso, el sargento Cruz.

yeslan@eltiempo.com.co EL VANDALISMO CARCOME A BOGOTÁ Unos 70 mil millones de pesos al año le cuestan a Bogotá los robos a las redes de servicios públicos (lo que vale construir siete colegios nuevos).

Las autoridades están en alarma porque el robo de cable de cobre, usado en telefonía, se quintuplicó este año. De mil millones de pérdidas que dejó en el 2005 se pasó a casi 5 mil millones este año.

Ese aumento, además, coincide con los altos precios de ese metal en el mercado internacional.

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado tampoco resulta inmune: cada hora se roban un contador de agua y en el 2005 se ‘perdieron’ 8.000 tapas de alcantarilla, razón por la cual hubo que empezar a instalar tapas plásticas.

Además, a diario se hurtan cuatro contadores de gas.

EN UNA FRASE Persiguiendo a los vándalos, uno no sabe a qué horas puede irse a la casa a dormir. Hay que seguirlos las 24 horas del día”.

Sargento Pastor Cruz, de la Sijín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.