Secciones
Síguenos en:
Las primeras damas que ´llegaron´ del Polo Norte

Las primeras damas que ´llegaron´ del Polo Norte

“Me cansé de esperar al barbuchas porque en el Polo Norte hace un frío espantoso, te chasquean los dientes y a veces se te pegan las pestañas”, dice Mamá Noel para justificar que este año esté al lado de Papá Noel, escuchando los deseos de los niños en el centro comercial Santafe.

Por esta época también es la historia que cuenta Gloria Baena, de 63 años, cada vez que encarna a la esposa del señor del traje rojo.

Al igual que su personaje no tiene hijos, pero le encantan los niños. Admite que su papel necesita imaginación para responder los interrogantes que le hacen los pequeños que se sientan en sus piernas.

“Me preguntan que si soy la novia o la verdadera esposa de Papá Noel –cuenta– y que cómo sabe el ratón Pérez que se les caen los dientes y debe traerles un regalo”.

Otros quieren saber los secretos logísticos de la Navidad. “Si a los renos los llamo por celular y que si ellos se vienen por las nubes o por la Autopista”.

Esta Mamá Noel durante 15 años se desempeñó como sercretaria bilingüe. Y se convirtió en “la esposa del barbuchas”, después de un casting en donde la escogieron porque les pareció “igualita a la de verdad”.

Sin embargo, el carisma de Gloria ha dado para grabar comerciales y para ser la imagen de los casinos Hollywood.

Hace unos días fue escogida en Colombia para grabar una campaña de mensajes sociales y religiosos para la televisión de los Estados Unidos.

Ella es Mamá Noel los viernes, sábados y domingos, porque los otros días llega el trineo con otra dulce señora a relevarla, Rosa Garavito Rey.

Aunque el viejo a regañadientes y casi que a escondidas la trajo, esta segunda Mamá Noel está muy feliz, pero un poco nerviosa. “Me da miedo porque sin querer los niños me prefieren y me tienen más confianza”, dice con algo de vergüenza.

La actriz, de 69 años, que ha participado en varias producciones de cine y televisión y en obras de teatro, admite que se siente enamorada del papel.

“Uno recibe la ternura de los niños y llega el momento en donde me siento la verdadera Mamá Noel”, asegura.

Su carrera como actriz empezó desde que era una niña en Vélez (Santander).

“Me gustaba disfrazarme de zagala o de ángel”, recuerda.

En los 80 empezó a hacer su primeros pinitos en actuación, luego de pasar por la escuela de Rubén Di Pietro.

Su hoja de vida actoral incluyen participaciones en Yo y tú, De qué tamaño es tu amor, en La historia del baúl rosado, y Transversal bis. En la vida real es madre de 3 hijas, abuela de 8 nietos y bisabuela de 4 bisnietos.

Lo que más la impacta es que los niños ya no piden regalos materiales, “sino que los papás dejen el malgenio o de pelear. Otros piden que a los papás les suban el sueldo para cambiar de apartamento”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.