Secciones
Síguenos en:
‘Déjà vu’, la broma de la memoria

‘Déjà vu’, la broma de la memoria

Muchas personas han experimentado más de una vez la sensación de haber vivido anteriormente una escena determinada y que la realidad de esos instantes es una reproducción de aquella. Esa sensación les deja un sabor de extrañeza e inquietud y es conocido como un déjà vu, un misterioso comportamiento de la memoria que algunos achacan a esotéricas teorías e incluso a la reencarnación, pero los científicos le dan un nombre: paramnesia.

Ante todo se trata de un misterio de la mente. Una manifestación más del cerebro humano de las muchas que aún no han podido analizarse en un laboratorio, a pesar de lo cual es perfectamente reconocible por quien lo vive, que queda atrapado en su recuerdo entre la sorpresa y el ensimismamiento, dentro de una realidad surrealista. En psiquiatría es conocido ese fenómeno como paramnesia.

Para muchos es un trastorno mental consistente en un falso reconocimiento de información, es decir, se recuerdan personas o situaciones como conocidas o vividas pero en realidad son nuevas para la persona. Un fallo de la memoria por el que se admite el recuerdo erróneo de una información como si esa información hubiera sido previamente adquirida, pero en realidad la mente no la tiene codificada como un recuerdo.

Cuando es grave, el sujeto confunde simples representaciones con recuerdos auténticos. Los falsos recuerdos que el paciente cree verdaderos sustituyen a los hechos reales que no puede recordar. Se presenta en casos de esquizofrenia, alcoholismo y síndromes orgánicos cerebrales.

Manifestaciones de paramnesia Hay varias clases de paramnesias o fenómenos relacionados con el déjà vu (ya visto). El déjà vécu (ya vivido) es tener la sensación de haber vivido previamente una experiencia, no simplemente la vista de una escena.

Mientras que estas dos experiencias implican precognición, el déjà senti (ya sentido) se refiere especialmente al sentimiento mental, volver a sentir algo preciso. Algunos epilépticos del lóbulo temporal pueden experimentarlo.

El déjà visité (ya visitado) se refiere al convencimiento de conocer un lugar aunque es nuevo para la persona; aquí uno puede saber encontrar el camino por una ciudad o lugar nuevo sabiendo al mismo tiempo que no puede ser posible. Para explicarlo se ha recurrido a los sueños, la reencarnación y también al viaje extracorporal.

También ocurre, con menos frecuencia, el fenómeno contrario al déjà vu, al que se le llama por semejanza jamais vu (jamás visto), cuando se siente que las cosas familiares son vistas por primera vez. Sin embargo, es muy común el Presque vu (casi visto): estar a punto de recordar algo pero sin llegar a hacerlo es la sensación de tenerlo “en la punta de la lengua”.

La paramnesia reduplicativa es la certeza de que un lugar o un sitio determinado ha sido duplicado y existe en dos o más lugares a la vez, o bien que ha sido “recolocado” en otro lugar. Es uno de los síndromes mentales relativos a ilusiones y problemas de identificación, es poco habitual y se asocia a lesiones cerebrales, particularmente a daños simultáneos en el hemisferio derecho y el lóbulo frontal.

Los ciegos también lo experimentan Pero déjà vu debería denominarse como lo ya experimentado en lugar de ya visto porque los ciegos también pueden sufrirlo.

Científicos ingleses han comprobado que la sensación de déjà vu puede ser percibida también por personas ciegas a través de olores, sensaciones táctiles y sonidos, lo que cuestiona la teoría de que esta experiencia se origina mediante un registro cerebral desacompasado de las imágenes que nos llegan a través del nervio óptico.

El término déjà vu fue creado por el investigador psíquico francés Emile Boirac (1851-1917) en su libro L’Avenir des Sciences Psychiques, basado en un ensayo que escribió mientras estudiaba en la Universidad de Chicago (Estados Unidos). En el libro se explica que la experiencia previa al déjà vu es con frecuencia atribuida a un sueño.

También se encuentran referencias a la experiencia de déjà vu en literatura del pasado, lo que indica que no es un fenómeno nuevo. Sin embargo, es extremadamente difícil invocar la experiencia del déjà vu en laboratorio, por lo cual existen muy pocos estudios empíricos.

EXPLICACIONES CINEMATOGRÁFICAS.

En la mayoría de los casos la sensación de recuerdo en el momento es fuerte, pero las circunstancias previas de cuándo, dónde y cómo ocurrió resultan inciertas, ninguna pista respecto a las circunstancias específicas que se estaban rememorando. Ello puede ser el resultado de un solapamiento entre los sistemas neurológicos responsables de la memoria a corto plazo, la que se percibe como el presente, y los de la memoria a largo plazo, la del pasado.

No solamente ha sido tratado este fenómeno en la literatura sino, recientemente, en el cine, en películas de éxito como ‘Matrix’ y, últimamente, ‘Déjà vu’. En ‘Matrix’ la explicación del ‘déjà vu’ es por un fallo perceptible en la programación del sistema informático al que está sometido la población, que sucede cuando alguien realiza modificaciones con el nivel de superusuario.

En la película ‘Déjà Vu’, protagonizada por Denzel Washington, el fenómeno se explica como advertencias o pistas enviadas desde el pasado para el futuro en una duplicidad o doblez de la tela del tiempo. Dos ejemplos de lo que es previsible que se continúe tratando de entender qué es esta broma de la memoria.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.