DE LA CALLE DEFIENDE LA CONSTITUCIÓN

DE LA CALLE DEFIENDE LA CONSTITUCIÓN

La democracia y la participación están por fuera de las tradicionales roscas de poder, dijo ayer en Cartagena el vicepresidente de la República, Humberto de la Calle Lombana, en respuesta a las críticas formuladas por el ex presidente Alfonso López Michelsen a la Constitución Política. El funcionario dijo que la nueva Constitución encarna un proceso audaz hacia la democratización. Indicó que esas son voces en las que pesa más la nostalgia que el descubrimiento de nuevos caminos para lograr por fin el verdadero Estado Social de Derecho .

15 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Aseguró que la participación ciudadana va más allá de la organización de los partidos políticos en la que, según De la Calle, aún pesa demasiado una estructura clientelista.

Aclaró, sin embargo, que el referendo, la consulta popular y la revocatoria del mandato no son instrumentos contra los partidos. Todo lo contrario, son las compuertas a través de las cuales los partidos pueden abrirse a la sociedad a fin de buscar mecanismos permanentes que les permita mantenerse a tono con la opinión pública .

Dosis personal El vicepresidente de la República revivió el debate sobre el caso de la dosis personal de droga, la cual fue despenalizada como consecuencia de un fallo de la Corte Constitucional.

Dijo que el Gobierno no va a invertir ni un solo peso en la realización de un referendo para que los colombianos digan si quieren modificar la Constitución, y eliminar así el riesgo de que el consumo de droga continúe despenalizado.

Agregó que una iniciativa de esta naturaleza le corresponde promoverla a la ciudadanía en general por tratarse de movimiento de carácter popular.\ Insistió en que el ejecutivo no va a promover la realización del referendo, ni ejercerá presiones para que los ciudadanos digan sí o no a la droga. porque en su concepto eso corresponde a la libre decisión de las personas.

Defendió el fallo de la Corte Constitucional y dijo que el país no puede seguir cayendo en la trampa de cuestionar todos las providencias, porque de esa manera la Carta Magna va a terminar siendo rápidamente un cadáver.

Aseguró que el hecho de que el país realice un referendo para modificar el artículo relacionado con el libre desarrollo de la personalidad, no significa que sea necesario emprender una contrarreforma constitucional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.