SÍ SEÑORES, FUE TODO UN ROBO...!

SÍ SEÑORES, FUE TODO UN ROBO...!

Los cables de agencias internacionales de prensa procedentes de París no exageraban el jueves al informar a sus abonados en los cinco continentes que el colombiano Juan Polo Pérez fue despojado de la nítida victoria sobre Wilfredo Vásquez. Tampoco exageraron al encabezar sus informaciones por el abucheo del público asistente al combate, que consideró un atropello el fallo unánime que le permitió al puertorriqueño retener por octava ocasión el campeonato pluma junior de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

15 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Lo ocurrido hace dos días en el Palacio de los Deportes Marcel Cerdán de la capital francesa es un clásico atropello que nuevamente golpea a un púgil criollo, por enésima oportunidad, y priva a Polo Pérez de pasar a la historia como el primer colombiano en obtener dos coronas universales en diferentes categorías (fue rey supermosca hace cinco años).

A través del programa Protagonistas del Deporte, de las programadoras Signovisión y Star Televisión del canal regional Telecaribe, observamos el combate horas después de su realización. Y ninguna exageración hubo en relación con las informaciones iniciales.

Sin llegar a convertirse en una pelea exquisita, ni emotiva, Polo Pérez marcó los puntos necesarios para quedarse con el fallo en criterio general, a excepción de los tres miembros del jurado.

El colombiano contragolpeó en forma permanente. Se mantuvo a raya y frenó cualquier intención de ataque del descontrolado peleador boricua. Inclusive, aventajó en velocidad en los esporádicos intercambios en corto.

El Vásquez arrollador de otras ocasiones no apareció. La movilidad, con giros por los costados del colombiano, impidió la acostumbrada batalla que presenta el veterano Wilfredo, quien siempre trató de apuntar con el jab de izquierda para combinar su potente derecha, que jamás soltó.

Sobre el cierre del octavo, Wilfredo visitó la lona, cuando un gancho de derecha de Polo Pérez lo tomó mal parado. El boricua se levantó de inmedianto, en buenas condiciones, pero el colombiano no remató porque cuando el árbitro francés Armand Krief ordenó la reanudación, sonó la campana.

Ni el asalto en que fue penalizado con un punto, por cabezazo que rompió en la frente al boricua, perdió el colombiano. Polo dominó ese décimo episodio, hasta de pronto más claro que los otros.

El final fue descarado por el fallo. Decisión que de pronto no esperaba Vásquez, quien se notó triste, mientras Polo Pérez irradiaba felicidad. El público abucheó por largos minutos al campeón y despidió al retador con ovaciones.

Qué viene? Polo Pérez, que se siente robado y culpa a Tuto Zabala, apoderado de Vásquez, dice que habrá revancha enseguida y su apoderado Hurtado habla de 60 días. Primero la AMB debe pronunciarse. Y para pronunciarse es necesario elevar una querella, ojalá con el respaldo de la dirigencia colombiana.

Pero cualquiera que sea la decisión, como ocurrió en diciembre con Eder González en Argentina en el robo más descarado en la historia del boxeo desde que se transmite por televisión, nadie podrá concederle a Polo Pérez lo ganado en franca lid.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.