PREOCUPANTE

Señor Director: Quiero manifestar como colombiano y ciudadano de bien, mi gran preocupación por esa guerra infame que azota nuestras Instituciones, especialmente la creada para salvaguardar la honra y bienes de todos los colombianos: nuestras Fuerzas Armadas.

30 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Lastimosamente nuestras Fuerzas Armadas están siendo vilmente depuradas , si mal podríamos llamarlo así, por una guerrilla cobarde y asesina que acaba con la vida de hombres que ofrecen su juventud para proteger a sus conciudadanos. Por otro lado las organizaciones del narcotráfico los involucra y los hace entrar a las cárceles. Mientras tanto, día por día este virus toma más fuerza, ante un Estado con dirigencia frágil, sumida en la más aguda miopía y brindándoles garantías a los más temibles delincuentes de la historia de nuestro país.

Hásta cuándo los colombianos dejaremos de escuchar o leer por los medios de información, que un puñado de cobardes asesina a hombres valerosos y atenta contra ciudadanos indefensos? Es fundamental que todos los colombianos reflexionemos al respecto y aportemos nuestro granito de arena para bien de todos, lógico empezando por nuestros gobernantes que se acostumbraron al protagonismo politiquero, confabulándose con el problema y olvidándose de erradicarlo, brindándoles un adecuado apoyo y estímulo a quienes arriesgan su vida para cumplir con un patriótico deber. Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.