Secciones
Síguenos en:
Capturan a tres por masacre de Hacarí

Capturan a tres por masacre de Hacarí

Una semana después de una silenciosa captura masiva efectuada por el DAS, con el apoyo del Ejército, en la región de Ocaña, ayer se conocieron las razones de esa operación.

Según las autoridades, 13 de los 26 detenidos están vinculados a la organización de Víctor Ramón Navarro Serrano, ‘Megateo’, señalado por las autoridades de ser el jefe del frente Libardo Mora Toro del Epl y uno de los hombres que controla el narcotráfico en esta zona del país.

Y aún más, tres de esos capturados, según las investigaciones del DAS, participaron directamente, el 20 de abril de este año, en el asesinato de 10 detectives del organismo de inteligencia y de siete militares que iban a capturar a ‘Megateo’, en zona rural de Hacarí (Norte de Santander).

Estos tres hombres son Geovany Tarazona Pacheco, Mario Alfonso Navarro Vega y Wilmer López Mayorga.

Según conoció EL TIEMPO, Tarazona, quien trabajaba en el área administrativa del batallón Santander, de Ocaña, filtró información a la guerrilla para que prepararan la emboscada contra las autoridades.

Por su parte, Navarro habría ayudado a transportar hacia la zona los explosivos que se utilizaron en la celada.

Y López, conocido como ‘Rastrillo’ –un reinsertado del Epl que servía de informante al Ejército en Ocaña y Bogotá–, también dio información sobre el grupo que iba a buscar la captura de ‘Megateo’.

Navarro, dicen detectives que participaron en la investigación, es uno de los contactos de ‘Megateo’ en Ocaña, donde maneja la logística y los contactos financieros.

Recompensa por ‘Megateo’ La operación del DAS se da un mes después de que lanzaron una ofensiva contra ‘Megateo’ en Norte de Santander, en la que dieron muerte, en zona rural del municipio de La Playa, a cinco miembros de su anillo de seguridad.

En esa oportunidad, informó el DAS y el Ejército, ‘Megateo’ –por quien ayer se anunció una recompensa de 300 millones de pesos– habría escapado herido.

El seguimiento de esa ofensiva terminó el pasado 11 de diciembre con 26 capturas. Tras ser trasladados a Bucaramanga y luego a Bogotá, solo 13 de ellos pudieron ser judicializados y seguir detenidos.

Entre ellos están Alejandro Claros Sánchez, conductor de la ambulancia del hospital de La Playa, y tres mujeres.

Francisco Coronel, ex alcalde de Ocaña, dijo que las capturas son una arbitrariedad.

Coronel se refirió a la bacterióloga Lilian Pallares, una de las detenidas, quien fue funcionaria suya por tres años en su período como alcalde. “Es una mujer alejada del conflicto, en la cárcel la están matando porque está en una depresión total ya que el esposo se le murió como un vegetal hace cinco meses y duró tres años lidiando con él”, dijo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.