Secciones
Síguenos en:
ULTIMO TANGO

ULTIMO TANGO

Se nos presenta un corolario de Supercopa verdaderamente fascinante. Cuatro grandes del continente han arribado a semifinales. La llave de arriba dice Cruzeiro-Independiente, la de abajo Boca Juniors-Sao Paulo. Choque de colosos con promesa de millones de dólares en taquilla y fútbol de alto voltaje. Brasil y Argentina, los gigantes de Suramérica, nuevamente enfrentados, esta vez a nivel de clubes. Para tener una somera idea de lo que pueden ser estos enfrentamientos vale recordar el poder de convocatoria de los contendientes. En la primera edición de la Supercopa, año 1988, Cruzeiro llegó a la final frente al Racing Club y llevó 105.000 personas al Mineirao, un bastión casi inexpugnable (después de 13 años sin ser derrotado en ese reducto, el año pasado Nacional de Montevideo logró la hazaña de tumbarlo con un 2 a 1, justamente por la Supercopa).

Cruzeiro, vale agregar, es uno de los dos equipos grandes de Belo Horizonte, una ciudad de cuatro millones de habitantes. El otro (más popular todavía, aunque con menos trascendencia y escasas conquistas internacionales) es Atlético Mineiro.

Sao Paulo es el tercer club con más hinchada en San Pablo (antes están Corinthians y Palmeiras), pero aun así cuenta con una enorme legión de fieles que, atraídos por una nueva conquista del cuadro de Telé, son capaces de completar los 150.000 cupos del Morumbí. Téngase en cuenta, también, que ser el tercero en popularidad en una urbe con casi 18 millones de almas es hablar de palabras mayores. Y que Sao Paulo es el club que más ha crecido en Brasil en la última década. Su torcida ya casi le estaba pisando los talones a la de Palmeiras, que estuvo exactamente veinte años sin saborear un campeonato. Pero el año pasado los verdes del Parque Antártica arrasaron con el Paulista, mataron en el Brasilero y recuperaron todo el fervor de su gente.

De Boca, digo, simplemente, que es el equipo más popular del mundo, el único capaz de batir récords de recaudación yendo último en la tabla. Debido a las diferencias poblacionales de un país y de otro, no se puede medir la popularidad de un equipo por su cantidad de hinchas sino por el número proporcional de estos. Y también por el fervor que despierta. Para tener una imagen más gráfica puede decirse que Boca es un motivo de atracción turística. Internarse en la noche de Buenos Aires y ver un partido de Boca es casi una obligación de todo turista extranjero o del interior del país. El espectáculo de su gente en las tribunas es absolutamente indescriptible, hay que vivirlo.\ Boca acaba de eliminar a River por penales luego de dos encuentros que terminaron empatados. Los dos se disputaron en días jueves laborables. El primero, a las 5 de la tarde, reunió una multitud que dejó en boletería una suma elocuente: 960.000 dólares. El segundo, jugado a las 16:30 arrojó una taquilla de 725.000 dólares. El pecado boquense es tener un estadio de apenas 60.000 espectadores. De poseer uno de 120.000, lo llenaría cantidades de veces al año. Ocurre que está situado en un barrio muy particular (La Boca), con las vías de un ferrocarril apretándolo de un lado, y con una calle empujándolo del otro, lo que le impidió, ya en 1940, construir un escenario de mayores dimensiones.

Independiente representa hoy, la tercera parcialidad más importante de la Argentina, con el agregado de que viene de ser campeón, juega un fútbol lujoso y es un club con tradición copera. Participando de una competencia internacional, su gente redobla el entusiasmo dadas sus grandes conquistas a nivel continental y mundial. De ahí el lema que lo identifica como El orgullo nacional . Setenta y cinco mil personas fueron a verlo la tarde de su consagración ante Huracán, 45.000 frente al Santos y también ante Gremio en esta Supercopa. Cifra que aumentará en forma considerable en su encuentro con Cruzeiro. Además, una noche de copa en la caldera de Avellaneda es algo especial, tiene el clima de las grandes jornadas.

Vale la pena volver sobre Cruzeiro para contar su extraño y fenomenal crecimiento. Nació en 1921 con el nombre de Palestra Italia (Palestra significa gimnasio) y, como es obvio, pertenecía a la colonia italiana de Belo Horizonte. En 1940, en plena segunda guerra mundial, Brasil se sumó a las fuerzas aliadas y rompió relaciones con Italia, Japón y Alemania, razón por la cual debió mudar su apelativo (también Palmeiras se denominaba Palestra Italia y tuvo que cambiarlo). Entonces pasó a ser Palestra Mineiro. Aún así se lo veía demasiado italiano, hasta que en 1943 quedó definitivamente instalado el rótulo de Cruzeiro Sporte Clube, bien brasileño.

Atlético Mineiro y América eran los dos poderosos de Belo Horizonte. Cruzeiro, hacia 1960, reunía el 5 por ciento de los hinchas del lugar. Pero ocurrió algo impensado: de sus divisiones menores surgió un genio: Tostao. Y junto a él aparecieron también otras celebridades como el arquero Raúl (hoy relator de TV), Wilson Piazza y Dirceu Lopes. Cruzeiro se convirtió en una máquina de jugar y de ganar. Obtuvo por primera vez para el estado de Minas Gerais el campeonato nacional (eso era entonces la Copa Brasil) derrotando a casi todos por goleada y con auténticas exhibiciones. En las dos finales frente al Santos de Pelé se impuso 6 a 2 y 3 a 2 (fue en 1966) y se convirtió en un boom, en un fenómeno de adhesión popular. Diez años más tarde, de la mano de Nelihno, Jairzinho, Palinha, Joaozinho y Nilton Batata logró la Copa Libertadores y aumentó su convocatoria. Hoy pelea palmo a palmo con Atlético Mineiro en número de hinchas. Y América representa apenas el 3 por ciento de la afición de la ciudad. Un caso notable.

Estos cuatro peso pesados darán vida a la etapa final de la Supercopa. Qué más se puede pedir?.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.