Secciones
Síguenos en:
Quinchía resurge de las cenizas

Quinchía resurge de las cenizas

Más de un mes demoró Dídimo Bustamante, comisionista de finca raíz, buscando un local para un comerciante que proyectaba instalarse en Quinchía.

A comienzos de año la situación era bien diferente. Tenía varias casas y bodegas para ofrecer pero nadie estaba interesado en ellas.

Ahora, no solo logró buscarles cliente a los seis locales y varias viviendas que tenía para ofrecer, sino que no tiene cómo conseguirle inmuebles a nueva clientela. Todos han sido copados, incluso a precios que superan hasta 80 por ciento los de enero pasado.

Lo vivido por el comisionista refleja el dinamismo que en los últimos meses marca la vida de este municipio enclavado entre los cerros Batero y Gobia, en las montañas del noroeste de Risaralda, en límites con Caldas, y con casi 25.000 habitantes, según el último recuento del Dane.

Es el resurgimiento del pueblo luego del estigma que vivió por cuenta de una redada masiva, en septiembre del 2003, que mandó a la cárcel a 120 de sus habitantes, todos dejados en libertad 22 meses después, y los secuestros que durante más de una década padeció por una facción del Epl, desarticulada totalmente a mediados de este año.

El 7 de julio pasado, el Gaula dio muerte a Berlaín de Jesús Chiquito Becerra, ‘Leyton’, jefe del frente ‘Óscar William Calvo’, y otro cabecilla fue capturado por la Policía. En menos de un mes se desmovilizó el resto de integrantes de ese grupo, sindicado de secuestrar a 29 personas y asesinar a 13 de ellas.

El alcalde Jorge Alberto Uribe, quien sufrió en carne propia la encarcelación, dice que esos hechos marcaron la localidad, pero ahora el Municipio tiene creciente actividad comercial y social, algunas personas regresaron y otros reciben visitas de sus familiares.

“Se mostró la inocencia de todos y con la desarticulación del Epl se respira un ambiente de tranquilidad y confianza. La gente retornó a las parcelas”, expresa Uribe.

Jorge Iván Ramírez, administrador de Transportes Batero, dice que la empresa aumentó las frecuencias el fin de semana. “Los sábados llega mucha gente y vuelven a sus labores el domingo en la tarde. Hace mucho no se veía este movimiento”, resalta.

Entre tanto, Bustamante, que dirige el programa Cambalache en la TV comunitaria, dice que una casa en cercanías del parque principal pasó de costar 20 millones a casi 30 millones o más y en los barrios, de 10 a 17 millones.

Hoy, Quinchía puede dar fe de su despertar. Basta ver las cifras de sus negocios (Vea Economía vigorosa) y cómo se están moviendo para constatar que en este pueblo no solo se respira tranquilidad.

ECONOMÍA VIGOROSA .

Se ‘dispara’ precio de la tierra. Entre 50 y 80 por ciento se han incrementado los precios de la tierra en Quinchía, especialmente en la zona rural. Una hectárea en zonas consideradas antes de riesgo pasó de costar 4 millones de pesos a 7 u 8.

Ya no quieren vender. Pese al buen momento económico, los dueños de predios que durante meses figuraron en las listas de negociables sin hallar comprador, ya no quiere salir de ellos.

Vuelta al campo. Los dueños de fincas que por meses estuvieron solas, ahora las visitan con regularidad en Juan Tapao, Buenavista, Santa Elena, Ceibal, Matecaña, Guerrero y otras veredas.

Cambio de percepción. La nueva imagen de Quinchía se palpó en la feria municipal, en noviembre. Las colonias residentes en otras partes del país regresaron y renovaron una tradición que por cuenta de falsos testigos y la guerrilla se estaba perdiendo.

Plata de todo lado. Otro impulso es la inversión, que está llegando a buen ritmo. Avanza el Centro de Mieles , en el que Nación, Municipio y Departamento invierten 436 millones de pesos, del que se benefician más de 400 familias campesinas con cultivos de caña panelera. Hoy hay 329 trapiches entre comunitarios y familiares, algunos de tracción animal.

Del exterior. también cuentan las exploraciones de oro de la firma surafricana Kedahda, que ha generado 250 empleos directos, además del mejoramiento de vías

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.