CARLOS POSADA AMADOR:

CARLOS POSADA AMADOR:

25 de enero 1994 , 12:00 a.m.

Noticias llegadas de México a Medellín dan cuenta de la muerte, ocurrida el pasado 21 de diciembre, del compositor antioqueño Carlos Posada Amador, desde largos años atrás ausente de su patria. Efectivamente, desde 1943, hace medio siglo, había fijado su residencia en México, sin nunca tornar a Colombia.

El famoso diccionario musical de Riemann (Riemann Musik Lexikon), en su edición suplementaria de 1975, registra el nombre de Posada Amador con una entrada, que al parecer es traducción, con ligeras modificaciones, de la aparecida en el octavo volumen de la serie Compositores de América, que dirigió para la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos nuestro compatriota Guillermo Espinosa. Esta reseña, aparecida en 1962, dice textualmente: El compositor colombiano Carlos Posada Amador nació en Medellín, Colombia, el 25 de abril de 1908. Inició sus estudios de música en la Escuela de Santa Cecilia de Medellín. En 1931 se trasladó a París y estudió armonía y contrapunto en la Escuela Normal de Música de París con Nadia Boulanger, habiendo igualmente recibido instrucciones de dirección de orquesta de Vincent d Indy y de Paul Dukas. De regreso a Colombia estudió fuga con Guillermo Uribe Holguín. De 1934 a 1936 desempeñó el cargo de director de la Escuela de Música del Palacio de Bellas Artes de Medellín. En 1942 se trasladó a México, donde ha residido desde entonces, dedicándose al estudio de la composición y a la enseñanza particular de diversas asignaturas, entre ellas la de Estética Musical en la Escuela de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México, y otra, de Audiciones Musicales comentadas, en el Conservatorio Nacional de Música de la misma ciudad .

Por su parte, la Enciclopedia Salvat de la Música (1967) registra a Georges Dandelot entre los profesores de Posada Amador en París. La publicación de Espinosa, como fue usual en estas estupendas reseñas de compositores de ambas Américas, incluye el consabido catálogo de obras de Posada Amador de 1933 a 1961. De la copiosa lista anotamos el poema sinfónico La Coronación del Zipa (en Guatavita), interpretado bajo la dirección de Nicolás Slonimsky por la Orquesta Sinfónica Nacional, con motivo del Festival Musical del cuarto centenario de Bogotá, en 1938. Esta es una de las muchas músicas que la Sinfónica de Colombia guarda en su archivo sin repetir su ejecución. Del resto de la obra del compositor antioqueño mexicanizado aparece una extensa lista de composiciones, la mayoría de ellas poco divulgadas entre nosotros. Posteriormente, Posada Amador debió de continuar su producción, aunque en los últimos años, al parecer, no muy abundantemente. Aparte de la obra mencionada hay dos o más para orquesta, tres para canto y piano (una de ellas, así nos esté mal el decirlo, con texto del autor de estas líneas). Además, una vasta serie de obras corales y para diversos conjuntos instrumentales. Una de ellas, el arreglo para cuerdas de un divertimento de Mozart, de 1958, fue ejecutado en México. De otros casos análogos carecemos de noticias. Cinco Canciones Medioevales, para coro mixto a cappella, fueron publicadas por ECIC (Editorial Cooperativa Interamericana de Compositores, Montevideo, Uruguay).

Además de sus composiciones musicales, Posada Amador fue autor de un grupo de trabajos sobre teoría musical. Mencionemos Cantos y Bajetes de Armonía Realizados, Elementos de Armonía en 12 Lecciones (Introducción a la Armonía Tradicional), Armonización a 4 voces de 69 Melodías con Bajo Cifrado de J.S. Bach.

Perteneció Carlos Posada a una estirpe que cuenta entre sus antepasados a algunas figuras representativas de la música de Antioquia. Esperemos que la triste noticia de su desaparición sirva para que sus allegados y el gobierno de Antioquia se muevan a editar la obra inédita de Posada Amador, así como sus escritos. Además de sus trabajos mencionados, debió de dejar muchos de su larga permanencia en México. De ello nos falta noticia, que esperamos tener algún día en forma afirmativa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.