JEFE DEL EJÉRCITO, SOSPECHOSO DE INTENTO DE ASESINATO A ARISTIDE

JEFE DEL EJÉRCITO, SOSPECHOSO DE INTENTO DE ASESINATO A ARISTIDE

En el primer día de su regreso triunfal a Haití, el presidente, Jean Bertrand Aristide, al paracer fue salvado por tropas de EE.UU. de un posible atentado contra su vida. Ayer, cuando intentaba entrar con granadas al Palacio Presidencial, el general Jean-Claude Duperval, comandante interino del ejército haitiano, fue interceptado por tropas esatadounidenses.

17 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Apenas se conoció la noticia, centenares de partidarios del presidente Aristide se congregaron frente al Palacio y pidieron castigo para lo que consideran un intento de terminar con la vida del recién llegado Presidente.

El general Duperval, quien remplazó al líder golpista Raoul Cedras, fue registrado antes de entrar al Palacio por fuerzas de seguridad estadounidenses, que encontraron las granadas. con sus lanzagranadas y explosivos. Anoche se investigaba el propósito que tenía el comandante interino del ejército haitiano.

Un asesor del Mandatario dijo posteriormente que no podía descartar un intento de asesinato.

Al ser interrogado el asesor Ira Kurzban acerca de si el incidente había constituido un intento de asesinato, dijo: No lo estoy descartando .

Varios miles de seguidores de Aristide, algunos llevando garrotes, se se congregaron en las afueras del Palacio tras escuchar el rumor de que el ejército había tratado de asesinar al presidente elegido democráticamente y quien regresó el sábado desde el exilio.

Creo que es ultrajante que estos tipos traigan granadas y lanzadores de granadas al palacio nacional , añadió el asesor.

Kurzban dijo que no solamente habían sido confiscadas granadas sino también lanzadores de esos artefactos explosivos.

Tenían armas para dispararlas (las granadas) , dijo.

Duperval no fue detenido, dijo una fuente, y abandonó el Palacio en un automóvil tras una entrevista de 45 minutos con Aristide. Al salir fue abucheado por los haitianos congregados en el lugar.

En diciembre pasado, mientras se encontraba en el exilio, Aristide designó a Duperval como comandante en jefe interino.

Duperval asumió formalmente el cargo cuando el teniente general Raoul Cedras renunció el lunes pasado.

La airada multitud reunida frente al palacio pidió al presidente que desmantele el ejército y la policía.

Destruyan el Ejército , gritaban los manifestantes.

Dennos a Duperval, deseamos comerlo , gritaba la multitud.\ Herman Dimanche, de 50 años, una de las personas que integraban la multitud, dijo que los haitianos, la mayoría de ellos pobres, se habían apresurado a dirigirse hacia el palacio para asegurarse de que no le sucediera nada a su amado Presidente.

Aristide no ha sido visto en público desde que fue reinstalado en el poder el sábado en una amplia operación militar de Estados Unidos para restaurar la democracia.

No nos importa si morimos, pero no queremos que le suceda nada a nuestro presidente , dijo Dimanche.

Grupos de manifestantes pidieron castigo contra los militares que gobernaron a Haití desde el golpe de 1991, a pesar del llamado a la reconciliación pacífica hecho por Aristide el sábado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.