CULTO SECRETO, CON MONEDA PROPIA

CULTO SECRETO, CON MONEDA PROPIA

Una ciudad subterránea construida en una montaña, por una misteriosa secta en el más absoluto secreto, fue descubierta en la localidad italiana de Baldissero Canavavese, al norte del país. Los miembros de la comunidad esotérico-religiosa de Damanhur, seguidores de una compleja filosofía inspirada en la reencarnación, fueron dando forma en las rocas, durante más de 15 años, a templos, laberintos y salones adornados con ricos mármoles, símbolos egipcios y espejos dignos del mejor palacio.

30 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

La ciudad secreta, a la que se accede por una entrada oculta, se encuentra a treinta metros de profundidad, cuenta con varios niveles y está comunicada por medio de puentes.

Los seguidores de la secta Damanhur, fundada en 1975 por Oberto Airudi, construyeron su ciudad utilizando máquinas taladradoras y durante sus excavaciones, sacaron a la superficie más de dos millones de sacos de tierra y rocas.

La ciudad subterránea, situada a pocos kilómetros de Turín, funciona como una auténtica nación y dispone de sus órganos de gobierno, su constitución e incluso su propia moneda: el crédito , equivalente a 1.200 liras.

Los lugares dedicados a la alquimia y al cosmos, custodiados por puertas de 24 quintales que se abren con un mando a distancia, alternan con techos cubiertos de oro, mosaicos y estatuas, mientras un sofisticado sistema renueva el aire cada cuatro horas.

El secreto mantenido durante años entre las montañas del Piamonte fue develado hace unas semanas por las investigaciones realizadas por el fiscal de la República en Ivrea, Bruno Tinti, quien junto con varios policías logró encontrar la ciudad, tras haber recibido ciertas informaciones confidenciales.

A pesar de su admiración, el fiscal acusó a los miembros de la nación de Damanhur de construcción abusiva y ordenó el secuestro temporal de la magnífica ciudad.

Los seguidores de la secta, que suman más de 300 en la zona de Baldissero, habían financiado su ciudad a través de diversas actividades artesanales, editoras y textiles, que llegan a registrar una facturación anual de diez mil millones de liras (83 millones de dólares).

El fundador de la secta no parece demasiado contrariado por el descubrimiento de la ciudad, ya que afirma que su objetivo es sobre todo dar a conocer al mundo una obra extraordinaria, fruto del duro trabajo de un pequeño grupo de personas .

Los seguidores de Oberto Airudi son gente que cree firmamente en sus propias ideas y en su fuerza creativa , que aguardan ahora con impaciencia que las autoridades italianas levanten el secuestro impuesto sobre su ciudad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.