SE SALVARON 170 PASAJEROS

SE SALVARON 170 PASAJEROS

La pericia de un piloto de la empresa Aerolíneas Argentinas evitó ayer una tragedia en Bogotá. El Airbus -con 170 pasajeros a bordo- había parido a las 10 de la mañana con destino a Buenos Aires y sufrió una grave falla en la turbina derecha, que obligó al piloto a regresar a Eldorado.

17 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Habitantes de los barrios cercanos al terminal aéreo vieron cómo el aparato regresaba con una turbina en llamas. El avión aterrizó sin mayores inconvenientes.

Eran las 10 de la mañana cuando despegó del aeropuerto Eldorado el Airbus 310 de Aerolíneas Argentinas. En 6 horas debía llegar a Buenos Aires.

El despegue fue inusualmente sonoro. El ruido provenía de la turbina derecha pero muy pocos pasajeros pensaron que estuviera ocurriendo algo irregular.

Apenas alcanzaron altura el piloto saludó a los pasajeros, les dijo que el tiempo de vuelo era de 6 horas aproximadamente y de súbito interrumpió la comunicación.

Adentro del avión nadie se había percatado de que del ala derecha salía mucho humo. En tierra los habitantes de los barrios Normandía y Villaluz sintieron ruidos muy fuertes y vieron la humareda que salía del motor derecho del avión.\ nEl mejor sitio para apreciar desde tierra lo que ocurría fue el puente peatonal ubicado en la avenida Boyacá con calle 53. Decenas de personas subieron hasta allí y observando el avión pedían que no se estrellara.

Mientras tanto, dentro de la aeronave las aeromozas volvieron a asegurar sus cinturones de seguridad e inclusive varias de ellas se soltaron los moños del cabello.

Yo sí me preocupé desde cuando despegamos porque los ruidos no fueron normales. Yo empecé a decir que algo pasaba pero nadie me hizo caso , dijo un ciudadano argentino que viajaba en la aeronave.

A los pocos minutos volvieron a encenderse los indicadores para abrochar los cinturones de seguridad y los avisos de no fumar. El piloto dijo rápidamente por el micrófono que el avión iba a regresar al aeropuerto pero no explicó la razón.

Entonces, tras un largo silencio, los pasajeros comenzaron a preguntar qué pasaba. Inclusive un niño que lloraba desde hacía rato olvidó el llanto. El pánico comenzó a generalizarse, pero en minutos el avión ya estaba en tierra.

La explicación del piloto fue lacónica. Creemos -dijo- que tenemos un pequeño problema con una turbina . Seguidamente les pidió a los pasajeros abandonar la aeronave por algunos minutos. Les dijo que ni siquiera bajaran su equipaje de mano.

Los pasajeros fueron ubicados en una sala del muelle internacional y media hora después un representante de la empresa dijo que se había presentado un problema serio en la turbina derecha y que el vuelo se había suspendido indefinidamente.

Finalmente, la empresa decidió programar el vuelo par las 10 de la mañana de hoy lunes y les dijo a los pasajeros que asumiría los gastos del hospedaje en Bogotá por la noche de ayer.

Algunos se molestaron. Pero todos sintieron satisfacción de que no hubiera pasado algo más grave.

Yo viajé de Medellín -dijo un pasajero- en donde estaba con mi familia sólo porque tenía una cena muy importante esta noche (anoche) en Buenos Aires. Ya no puedo cumplirla, pero si hubiera pasado otra cosa tampoco habría podido .

De otro lado, ayer se reportó que un helicóptero del Ministerio de Obras Públicas también sufrió una emergencia en el aeropuerto Eldorado.

Un problema mecánico obligó al piloto del helicóptero, que llevaba cuatro pasajeros a bordo, a regresar a la pista de aterrizaje.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.