Secciones
Síguenos en:
El balance no es sólo económico

El balance no es sólo económico

Se cierra el 2006 y es hora de los balances. El más fácil de hacer y el que menos genera problemas es el económico. Además el asunto lo manejan mejor los estudiosos, por lo que hay que dejarles a ellos la evaluación detallada que ya ha comenzado a hacerse en distintos escenarios. Seguramente hay muchos, pero me gustó el rigor de dos que llegaron a mis manos: ‘Proyecciones 2006-2010’ del departamento de Investigaciones de Corficolombiana y ‘Proyecciones macroeconómicas 2007” de Investigaciones Económicas del Bancolombia.

Tradicionalmente, Javier Fernández Riva, nos tiene acostumbrados a sus análisis profundos y con gracia, pero desafortunadamente sus quebrantos de salud le impiden hacerlo. Sólo deseamos su pronta recuperación.

Un balance que trasciende las cifras y datos de la economía y que el país debe hacerlo con mucho juicio y rigor es el socio-político y en ese sí, aunque sujeto a todo tipo de interpretaciones, los resultados dejan mucho que desear en las llamadas líneas clave.

Lo que Colombia está viviendo en los últimos meses no puede ser objeto de sólo comentarios pasajeros tan propios de nuestro medio, pero lo que más preocupa es la anestecia o dopping que se está produciendo para pasar por alto o hacerle el quite a esos problemas.

- Corrupción. Hace rato no se veían tantas denuncias de corrupción en distintos frentes del Estado: gobierno, cortes, fiscalía y organismos de seguridad del Estado. Y lo grave es que no se evidencia una respuesta contundente de ningún lado para enfrentar el asunto, sino por el contrario una especie de complacencia o complicidad. Esto es muy grave, pues mina la confianza de la sociedad en sus instituciones.

- Etica. Las vinculaciones de la clase política con grupos al margen de la ley no ha tenido tampoco una respuesta vigorosa de los partidos a los que están vinculados esos dirigentes, alegando que se debe dejar que los jueces fallen. No señores: los vinculados deben renunciar a sus investiduras y las directivas de los partidos deben dar ejemplo a la sociedad.

- Ligereza. Seguramente los congresista -harán su balance en función de la cantidad de pupitrazos de final de año y nos dirán que le cumplieron al país. Lo dudo: en asuntos tan importantes como la reforma tributaria estructural, el balance es lamentable y la reforma a la Ley de Seguridad Social deja mucho que desear por la superficialidad y poco sustento de las decisiones tomadas. Las consecuencias de esa actitud las verá el país en el mediano y largo plazo.

Con toda seguridad hay más temas, pero los anteriores ejemplos resultan suficientes y elocuentes para mostrar que la evaluación del comportamiento de quienes son los llamados a liderar no es favorable y tuvieron un balance en rojo en el 2006.

Empresario exportador .

"La evaluación sociopolítica del país en el 2006 deja mucho que desear en asuntos muy importantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.