Secciones
Síguenos en:
Nueva York, en rojo y verde

Nueva York, en rojo y verde

Si hay una ciudad en el mundo que por estos días grita “¡Feliz Navidad!” en cada esquina, esa es Nueva York.

Desde mediados de noviembre, e incluso antes, los grandes almacenes, museos, galerías y la Alcaldía ponen en marcha la maquinaria del espíritu festivo.

Desde las instalaciones de luces hasta las tradicionales pistas de patinaje en hielo, la ciudad ofrece atracciones para todos los gustos.

Y eso lo saben los miles de turistas extranjeros que cada diciembre aterrizan en la capital del mundo.

Se estima que en el 2005 casi medio millón de visitantes de otros países disfrutaron de la ‘Gran Manzana’, según NYC & Company, la organización oficial de mercadeo de la ciudad.

Este año, gracias a la depreciación del dólar frente a las principales monedas del mundo y a un clima inusualmente suave (10 grados centígrados en promedio), se espera que el número de visitantes extranjeros, especialmente europeos, suba de manera considerable.

Esto significa que, si decide venir a Nueva York a pasar Navidad y Año Nuevo, debe prepararse para encontrar multitudes y filas largas hasta para comprar un café y una bagel, el tradicional desayuno neoyorquino.

Este sigue siendo el destino tradicional de la época con sus alegres vitrinas, sus exquisitos restaurantes y esa vida emocionante de gran ciudad.

Si la paciencia es una de sus virtudes y los ríos de gente lo emocionan, aquí le presentamos algunas de las cosas que puede hacer en la ‘Gran Manzana’.

Los niños tienen espacio Mientras los adultos se entretienen con la iluminación de la ciudad, los niños disfrutan mirando las tiendas de juguetes.

Fao Schwarz, en la Quinta Avenida con Calle 60, y Toys ‘R’ Us, en pleno Times Square, son un paraíso para cualquier menor de edad.

En Toys ‘R’ Us encontrará además una rueda volante para descansar de las compras y en Fao hay actividades por todo el almacén, incluyendo un piano que se toca con los pies y que hizo famoso Tom Hanks en la película Big.

EL ARTE TAMBIÉN TIENE SUS ESPACIO EN NAVIDAD.

Como ya es tradicional, el Radio City Music Hall tiene en cartelera el ‘Christmas Spectacular’, un ‘show’ musical en el que aparecen las famosas Rockettes (un grupo de bailarinas con una sorprendente coordinación).

Para encontrar las fechas disponibles, lo mejor es visitar el sitio web del teatro (www.radiocity.com). Otra tradición es ‘El Cascanueces’, que presenta el Ballet de Nueva York hasta el 30 de diciembre (para fechas disponibles, visite www.nycballet.org).

Además, varias iglesias ofrecen conciertos navideños. Una es la Catedral de San Juan el Divino. El templo está en el norte de Manhattan, en la calle 112 con Avenida Amsterdam, y debido a trabajos de renovación ha limitado el espacio para el público. La Catedral de San Patricio, frente al Rockefeller Center, también ofrece coros.

Otros programas.

La celebración en Times Square para rematar el año es conocida a nivel mundial, gracias a que para muchos no hay nada más emocionante que hacer la cuenta regresiva al nuevo año en medio de una multitud de desconocidos.

Una advertencia: si no llega temprano (31 de diciembre en la madrugada) terminará a cuadras de distancia, y sin posibilidades de ver el concierto o el globo de cristal que marcará la llegada del 2007.

Otro programa es visitar el jardín botánico y el zoológico de la ciudad, ubicados en el Bronx. En el jardín, trenes a escala recorren réplicas de más de 140 edificios de la ciudad hechos de cortezas, y en el zoológico, los animales son recreados con luces.

La magia del rockefeller center.

El centro neurálgico es el Rockefeller Center, un complejo de edificios en Manhattan donde está el árbol más grande de la ciudad. Su vista de por sí es un espectáculo, gracias a los más de 25 mil cristales Swarovski que lo adornan. A sus pies está la pista de patinaje en hielo, que por 26 dólares le permite patinar por media hora. Si se atreve, más vale que sepa sostenerse en los patines, pues cientos de ojos lo observarán desde los balcones que rodean la pista. Allí puede subir al observatorio, en el piso 70 del centro, que fue reabierto a mediados del año pasado.

SI USTED VA.

Avianca y Continental Airlines tienen vuelos directos a Nueva York desde Colombia. Otra opción es Delta Airlines, a través de Atlanta.

Una vez en la ciudad, tenga en cuenta que si las multitudes del Rockefeller le parecen demasiado, pero se muere de ganas por patinar en el hielo, existen varias alternativas.

Dos están en el Parque Central, uno cerca de la calle 60 y la otra al otro extremo del parque, cerca de la calle 100. Esta última es la menos concurrida. El Parque Bryant, sobre la calle 42, entre las avenidas Quinta y Sexta, inauguró hace un año The Pond, otra pista de patinaje. El mayor atractivo: es gratis.

Otra opción menos concurrida es la pista Kate Wollman, en el parque Prospect, de Brooklyn.

Los colombianos necesitan visa para viajar a Estados Unidos.

LAS COMPRAS, CLAVE EN LA ‘GRAN MANZANA.

Navidad no es Navidad sin regalos y Nueva York tiene ofertas de sobra. Para los que no tienen problema de presupuesto, Saks Fifth Avenue, Bloomingdales y Lord and Taylor son la opción ideal para encontrar diseños de alta costura y marcas exclusivas.

Estas tiendas por departamento también ponen especial atención en la decoración de sus vitrinas, que son un verdadero espectáculo.

Quienes prefieren artículos más artesanales, y más baratos, pueden visitar las ferias navideñas que se montan alrededor de la ciudad.

En ellas encontrarán desde manteles orientales bordados a mano, hasta sacos de lana virgen traídos de Ecuador. Las más apetecidas: las de Union Square, el Parque Bryant y la Gran Central.

Las luces, todo un espectáculo.

Durante diciembre, varios comerciantes y empresas compiten por presentar el show de luces más espectacular. Este año, Target, la segunda mayor cadena minorista de este país, patrocina un nuevo juego de luces en Union Square, una vibrante plazoleta en la calle 14. La particularidad de la instalación es que las figuras iluminadas (animales, flores, escarchas de nieve) juegan con los visitantes, alumbrando el sendero por donde caminan o correteándolos, gracias a una avanzada tecnología. Si prefiere estar bajo techo, en la estación de trenes Gran Central podrá ver un espectáculo con luces láser y música proyectado en el ‘firmamento’ del Terminal.

El Centro Time Warner, cerca de Columbus Circle, ofrece un show de luces y música cada 15 minutos, que se puede observar desde tres niveles diferentes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.