Secciones
Síguenos en:
Así se develó el misterio de San Pablo

Así se develó el misterio de San Pablo

Cuatro años después de investigaciones arqueológicas, se confirma lo que por siglos fue un misterio e incluso una leyenda para el mundo cristiano: la tumba del apóstol San Pablo reposa en las profundidades de una basílica romana. Este es uno de los últimos importantes hallazgos que se han hecho en el subsuelo del Vaticano, que se puede equiparar a otro, cuando el papa Pablo VI confirmó el descubrimiento de los restos del apóstol Pedro hace 38 años, después de décadas de investigación y de especulación.

El sarcófago de Pablo está enterrado bajo la Basílica San Pablo Extramuros, una de las más grandes de Roma y que se levantó en la primera mitad del siglo IV por voluntad del emperador Constantino (el primer emperador romano en abrazar el cristianismo y hacer de ésta la religión oficial del Imperio).

El sarcófago, a su vez, está debajo de las diversas basílicas y edificaciones que durante siglos se fueron superponiendo unas sobre otras.

Al descubrimiento se llegó tras excavar, entre el altar mayor y el de San Timoteo una pequeña cavidad para no dañar el presbiterio y luego se prosiguió por un pequeño túnel hasta llegar al sarcófago.

Sobre el sepulcro que contiene el sarcófago se puede leer la inscripción en latín Paulo Apostolo Mart (Pablo, apóstol y mártir) y contiene un agujero que se utilizaba para poner en contacto directo los restos con el altar pero también para que los peregrinos pudieran introducir trozos de tela que tocasen al santo y tener así una reliquia.

El arqueólogo Giorgio Filippi, quien dirigió las excavaciones, cuenta que habían muy pocos datos para saber si la tumba estaba allí.

“La única documentación que hace referencia a la situación arqueológica del monumento se encuentra en unos pocos dibujos y bocetos con medidas realizados en el siglo XIX, tras un incendio de 1823”, dijo Filippi a la agencia de noticias católica Zenit.

El sarcófago será expuesto a los fieles en la Basílica de San Pablo cuando se termine completamente de examinar pero aún no se ha decidido si se abrirá para analizar los restos del apóstol.

Según el cardenal Andrea Lanza Montezemolo, solo el Papa puede decidir la apertura del sarcófago y aún no se ha expresado sobre esto.

La apertura del sarcófago podría desvelar nuevos misterios de la tradición cristiana pues se desconoce si también se encuentra bajo la basílica la cabeza de San Pablo, que fue decapitado en el año 65 por orden de Nerón.

El director de las excavaciones agregó que el sarcófago podría ser un cenotafio (monumento funerario en cuyo interior no se deposita ningún cadáver), que asumía el mismo valor para la tradición cristiana.

“Desde el punto de vista histórico y arqueológico podemos estar seguros de que el 18 de noviembre del 390, cuando fue consagrada la basílica, el sarcófago le fue indicado a los creyentes como la tumba de San Pablo”, explicó Filippi.

El cardenal Lanza di Montezemolo dijo que el sarcófago será el principal protagonista de un programa de reordenación del complejo de San Pablo Extramuros, del que forma parte el proyecto de establecer un recorrido peatonal para los visitantes.

CON INFORMACIÓN DE EFE Y AFP .

EL HALLAZGO.

‘‘Bajo el altar papal ha aparecido ese gran sarcófago del que se habían perdido las huellas y que se consideraba, desde la época teodosiana, como la tumba de San Pablo”.

Giorgio Filippi, arqueólogo y cabeza del grupo de investigación.

¿Quién es San Pablo?.

Pablo de Tarso, originalmente Saulo, también llamado San Pablo Apóstol y San Pablo de Tarso es considerado por muchos cristianos como el discípulo más importante de Jesús, a pesar de que nunca llegó a conocerlo. Incluso, es catalogado como el apóstol por excelencia.

Nació entre el año 5 y el 10 en Tarso, en la región de Cilicia, en la costa sur del Asia Menor (la actual Turquía).

En el año 36 se convirtió al cristianismo gracias a una aparición de Cristo, cuando se dirigía a la ciudad de Damasco, según cuenta el libro bíblico los Hechos de los Apóstoles.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.