NO MÁS AMNISTÍAS!

NO MÁS AMNISTÍAS!

Una de las causas de mayor corrupción, evasión de impuestos y elevación de las contribuciones para quienes sí cumplen la ley, son las amnistías, que ahora vuelven a proponerse para los empresarios tramposos que engañan al Seguro Social y para los deudores morosos del Distrito Capital, entre los que se encuentran, quién lo creyera!, la Nación y numerosas entidades públicas. Los contribuyentes se han acostumbrado a no pagar ni los impuestos, ni las contribuciones a las Cajas de Compensación, al Instituto de Bienestar Familiar o al Seguro Social porque tienen la certeza de que el Estado, incapaz de adelantar una acción enérgica contra ellos, decretará una amnistía que es lo mismo que respecto de secuestradores y malhechores varios un premio a los malos que en Colombia siempre ganan, a diferencia de lo que ocurría en las viejas películas moralizadoras de décadas pasadas cuando el triunfador siempre era el bueno.

29 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Y, cómo tapar los huecos abiertos por evasores y morosos amnistiados? Castigando a los buenos, a quienes sí han cumplido sus obligaciones; y será a ellos a quienes se gravará con mayores impuestos y con aumentos en las contribuciones parafiscales (I.S.S., I.B.F., etc.) pues los evasores y morosos tampoco pagarán ni las contribuciones ni las sanciones, en espera de la próxima amnistía.

No será bueno notificar a los habitantes del territorio que no habrá más amnistías de nada ni para nadie? Que se perseguirá incansablemente a quienes violen la ley y que los malos han de volverse buenos, a la fuerza, en lugar de que siga ocurriendo lo contrario como resultado de los beneficios que se han acostumbrado a recibir quienes infringen la ley? Ojalá el tema se debata (en Colombia o hay demasiados temas o hay demasiada indiferencia) y se concluya que a partir de hoy se acabaron para siempre las amnistías, y se le avise a la población que ajuste su conducta a esta nueva política del Estado.

Frente a algunos ataques de energúmeno colaborador de un diario matinal, que de fijo ha de sufrir del hígado o disponer de doble dosis de veneno en relación con sus conciudadanos, quiero transcribir dos párrafos de la carta que recibí de Jaime Carvajal, simultáneamente con la triste noticia de su muerte: Quiero felicitarlo por el artículo Más sobre la pena de muerte aparecido el 5 del presente mes en EL TIEMPO .

La claridad con la cual usted muestra que establecer la pena de muerte no sería una privatización sino una estatización de esta pena, y como lo que no se justificaba en la época de don Fidel Cano está más que justificado ahora, son muy convenientes. Lo mismo es la lista de distinguidas personas que perdieron la vida víctimas de los secuestradores. También es altamente conveniente su argumentación sobre cómo el secuestro no es aceptable no solamente por fines económicos sino además por fines políticos .

... Estoy ciento por ciento de acuerdo con usted y le pido que, a pesar de la falta de eco inicial, siga insistiendo en la pena de muerte para quienes tienen sumida a Colombia no solo en un charco de sangre, sino de temor, por la proliferación de los secuestros .

El apoyo de las gentes de bien, además bien educadas, siempre ayuda a soportar la impertinencia de algunos plumíferos insignificantes.

Aprovecho este escrito para rendir un homenaje de admiración y respeto al patriota Jaime Carvajal mucho más en tal calidad que en la de amigo, aun cuando pude así considerarlo y como tal departir con él sobre temas siempre actuales e inteligentemente expuestos. Recuerdo bien cuando, y no hace mucho tiempo, me llamó de los Estados Unidos donde estaba hospitalizado a solicitar mis comentarios sobre algunos aspectos de la nueva Constitución que le preocupaban y cuyo alcance deseaba precisar.

El país, afortunadamente, aún tiene colombianos que en él piensan, por fuera de personales intereses y de pasajeras conveniencias. Dios los conserve, pues personas como Jaime Carvajal Sinisterra, por desgracia, no abundan.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.