GOLPE A PARAMILITARES HAITIANOS

GOLPE A PARAMILITARES HAITIANOS

Fuerzas de Estados Unidos apoyadas por tanques y helicópteros allanaron ayer las oficinas centrales del grupo paramilitar más temido de Haití y detuvieron al menos a 20 personas. El impresionante despliegue de fuerza en el allanamiento de las oficinas del Frente para el Avance y el Progreso de Haití (FRAPH) arrancó vítores y aplausos de una multitud de civiles en Puerto Príncipe.

04 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

El operativo de las fuerzas estadounidenses pretende mejorar las condiciones de seguridad para hacer más fácil el trabajo de los policías de Naciones Unidas que ayer comenzaron a llegar al país para velar por un retorno pacífico a la democracia.

El FRAPH lo integran pistoleros civiles vinculados con el ejército haitiano y sus miembros han sido responsabilizados de aterrorizar a los defensores de la democracia. La sede del FRAPH fue escenario de cruentos enfrentamientos entre los milicianos y manifestantes pro democráticos la semana pasada. Al menos cinco personas fueron muertas a tiros o golpes en ese lugar el viernes, y las tropas estadounidenses fueron criticadas por no haber intervenido en ese enfrentamiento.

Pero ayer, los soldados estadounidenses armados con ametralladoras penetraron en las destartaladas oficinas del FRAPH sin disparar un solo tiro. Helicópteros artillados sobrevolaban el área y tanques bloqueaban la calle de acceso al local. Los efectivos decomisaron armas, documentos y narcóticos en el lugar.

Tras el allanamiento, civiles aterrorizados por los paramilitares durante años, se abalanzaron hacia las oficinas del FRAPH y una cantina contigua, frecuentada por los matones, y las desvalijaron.

Matones detenidos El allanamiento ocurrió después del arresto, el domingo, de cuatro de los principales organizadores y fuente de armas y pertrechos para los attachés , como se conoce a los pistoleros adjuntos a las fuerzas de seguridad -acusados de cometer asesinatos, torturas, desapariciones y violación sexual de mujeres desde el golpe militar del 30 de septiembre de 1991-.

El detenido más notorio es Romeo Haloun, un ciudadano estadounidense de origen haitiano y cabecilla de los Ninjas Negros , un grupo de comandos encapuchados que portan metralletas y está a cargo de la protección personal del jefe del ejército, general Raoul Cedras. Otros dos capturados son prominentes empresarios vinculados con los militares.

El general Hugh Shelton, comandante de las fuerzas estadounidenses, aseguró que, hemos obtenido muchísima información que nos ayudará a perseguir y desbaratar el sistema de attachés y a quienes siguen causando problemas y creando la violencia en las calles .

Los hombres están bajo custodia en el centro de detención estadounidense en Haití y serán entregados al gobierno de Aristide tras su reinstalación en el poder. Los detenidos que sean ciudadanos de EE.UU. serán entregados al Departamento de Justicia, indicó Shelton.

Un herido Horas antes del operativo contra las FRAPH, haitianos hirieron con armas militares a un soldado estadounidense en Les Cayes.

Los atacantes contaban con las mismas armas y lucían los mismos cascos que los soldados del ejército haitiano, pero no podemos afirmar con absoluta certeza que pertenecieran al ejército , dijo el mayor Ken Fugett, vocero del ejército estadounidense.

El soldado herido, miembro de las Fuerzas Especiales, fue alcanzado por una bala en el abdomen. De inmediato fue operado y ayer su condición estable.

Refuerzo caribeño El primer contingente de tropas internacionales arribó ayer en misión de suplemento y de eventual reemplazo de los efectivos estadounidenses, que en estos momentos suman unos 21.000 hombres.

Tres vuelos trajeron a Puerto Príncipe a 262 soldados de cuatro naciones de la cuenca del Caribe. Los efectivos entrantes arribaron tras recibir adiestramiento conjunto con tropas estadounidenses en el Campamento Santiago en Puerto Rico. Provienen de Antigua, Barbados, Belice, Jamaica y Trinidad- Tobago. sus comandantes son oficiales de las fuerzas armadas de Caricom, la Comunidad del Caribe anglo-parlante.

Con nuestra presencia aquí hoy hemos demostrado el total compromiso de Caricom con la restauración de la democracia en Haití , dijo el coronel Linthon Graham, de Jamaica, comandante del contingente.

El general Hugh Shelton, comandante de las fuerzas estadounidenses en Haití, había manifestado la semana pasada que los custodios de la paz permitirán a las fuerzas americanas reducir su número al nivel de 15.000 hombres en los próximos meses.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.