Secciones
Síguenos en:
Ley de turismo

Ley de turismo

Me tocó como viceministro de Comercio, participar en la elaboración, aprobación en el Congreso y reglamentación de la Ley 300 de 1996, que le fijó nuevos rumbos al turismo nacional e internacional del país. Por eso, tengo que celebrar la aprobación de la Ley 1101 de 2006, que busca consolidar y darle mayor eficacia a la Ley 300 y fortalecer el Fondo de Promoción Turística, con base en nuevos recursos destinados a la competitividad, al mercadeo y a la promoción del país.

Para consolidar la contribución parafiscal consagrada en la Ley 300 y manejada por el Fondo de Promoción Turística, la nueva ley amplía sus aportantes, que estaba a cargo exclusivamente de las agencias de viajes, los establecimientos de alojamiento y los restaurantes turísticos. Ahora también contribuirán quienes se benefician de la industria turística -prestadores o quienes realizan actividades relacionadas-, tales como arrendadores de vehículos para turismo nacional e internacional; usuarios operadores, desarrolladores e industriales en zonas francas turísticas; empresas promotoras y comercializadoras de proyectos de tiempo compartido y multipropiedad; empresas captadoras de ahorro para viajes y de servicios turísticos prepagados; concesionarios de aeropuertos y carreteras; empresas de transporte aéreo y terrestre, concesionarios de servicios turísticos en parques nacionales; centros de convenciones; empresas de seguros de viaje; establecimientos de comercio ubicados en las terminales de transporte de pasajeros, empresas dedicadas al canotaje, y otras actividades de turismo de aventura y operadores profesionales de congresos, ferias y convenciones. Se mantiene la base de de la liquidación de la contribución parafiscal, en el 2.5 por mil de las ventas netas o ingresos operacionales de los aportantes.

Como es fuente usual de financiación para la promoción turística en muchos países, se establece un nuevo impuesto al turismo, que se cobrará a los visitantes extranjeros y se recauda a través de una ‘tarjeta de ingreso’, el cual puede llegar hasta 20 dólares. En estas circunstancias se contarán con recursos para conformar un fondo de inversión en promoción y competitividad, de aproximadamente 10 millones de dólares. De otra aparte la Dian devolverá a los turistas extranjeros en el país el ciento por ciento del impuesto sobre las ventas que cancelen por las compras de bienes gravados en el territorio nacional.

Los nuevos recursos serán ejecutados por Proexport, en lo que se refiere a las inversiones en promoción internacional, y por la entidad administradora del Fondo de Promoción Turística, tratándose de la promoción interna y de la competitividad. Es de esperarse que en una etapa inicial estos recursos se destinen mayoritariamente a mejorar la competitividad y sostenibilidad de los productos turísticos ya que su calidad aún deja mucho qué desear si se compara con los que ofrecen otros países. Y cuando hablamos de competitividad, nos referimos no sólo a competitividad micro sino a la competitividad sistémica que comprende también los aspectos macro y meso-económicos .

Consultor internacional .

"Se establece un nuevo impuesto, que se cobrará a los visitantes extranjeros y se recauda a través de una ‘tarjeta de ingreso’”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.