ANULARÍAN ELECCIONES DONDE HAYA VIOLENCIA

ANULARÍAN ELECCIONES DONDE HAYA VIOLENCIA

La anulación de las elecciones donde se compruebe que los resultados fueron producto de la coacción de grupos armados es una de las medidas que el Gobierno tomará para garantizar la transparencia en los próximos comicios del 30 de octubre. El presidente Ernesto Samper dijo ayer a la cumbre de gobernadores realizada en el Palacio de Nariño que también se nombrarán alcaldes militares con base en la Ley de Orden Público, en los lugares donde la situación amerite hacerlo.

04 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Igualmente anunció el Jefe de Estado la militarización de aquellas zonas donde se viva una atmósfera de intimidación por parte de grupos armados hacia los electores.

Samper reiteró el propósito del Gobierno de garantizar en los comicios del 30 el libre derecho al sufragio de todos los colombianos, y anunció la puesta en marcha del Plan Democracia 1994 , que buscará garantizar el estricto control del orden público durante el proceso electoral.

No permitiremos en ningún caso que haya lugar a manifestaciones de proselitismo armado, y no vacilaremos en militarizar aquellas zonas donde exista un sentimiento de intimidación generalizada para ejercer el libre derecho al voto , dijo el Primer Mandatario.

Expresó Samper que como parte de dicho plan se dispuso que los organismos de seguridad del Estado protejan a aquellos candidatos y aspirantes que sean objeto de amenazas y se tomen las medidas pertinentes para que puedan desarrollar normalmente sus campañas.

Anunció que tales organismos en combinación con la Fiscalía realizarán operaciones de inteligencia para impedir y castigar las prácticas que conduzcan a la comisión de delitos contra el sufragio .

Cuando se presenten hechos frente a los cuales, según los requisitos previstos en la Ley de Orden Público, el Gobierno Nacional cuente con la facultad de designar Alcaldes Militares, este no vacilará en hacer uso de dicho mecanismo. De igual manera, cuando se compruebe que el resultado de las elecciones fue el fruto de una coacción manifiesta de la subversión o grupos armados, no dudaremos en pedir la anulación y la repetición de la respectiva elección .

Nombrarían alcaldes militares El Gobierno anulará las elecciones en aquellos municipios donde se compruebe que los resultados han sido producto de coacción o intimidación contra los votantes. También está dispuesto a nombrar alcaldes militares donde la situación lo amerite.

El anuncio fue hecho ayer por el presidente Ernesto Samper durante una cumbre con Gobernadores, convocada para examinar la situación de orden público, a menos de un mes de las elecciones.

La reunión se produjo a raíz de la proliferación de denuncias en el sentido de que la guerrilla y otros grupos extremistas han obligado a varios candidatos a renunciar.

Uno de los casos más críticos es el de Achí (Bolívar), donde los 27 aspirantes al concejo y los dos candidatos a la alcaldía declinaron sus aspiraciones, bajo presión armada.

No a proselitismo armado Samper reiteró el propósito del Gobierno de garantizar en esa fecha el libre derecho al sufragio de todos los colombianos, y anunció la puesta en marcha del Plan Democracia 1994 , que buscará garantizar el estricto control del orden público durante el proceso electoral.

No permitiremos, en ningún caso, que haya lugar a manifestaciones de proselitismo armado, y no vacilaremos en militarizar aquellas zonas donde exista un sentimiento de intimidación generalizada para ejercer el libre derecho al voto , dijo el Primer Mandatario.

Expresó Samper que como parte de dicho plan se dispuso que los organismos de seguridad del Estado protejan a candidatos que sean objeto de amenazas y se tomen las medidas pertinentes para que puedan desarrollar normalmente sus campañas.

Anunció que tales organismos en combinación con la Fiscalía realizarán operaciones de inteligencia para impedir y castigar las prácticas que conduzcan a la comisión de delitos contra el sufragio .

Cuando se presenten hechos frente a los cuales, según los requisitos previstos en la Ley de Orden Público, el Gobierno Nacional cuente con la facultad de designar Alcaldes Militares, éste no vacilará en hacer uso de dicho mecanismo , advirtió el Presidente.

De igual manera, cuando se compruebe que el resultado de las elecciones fue el fruto de una coacción manifiesta de la subversión o grupos armados, no dudaremos en pedir la anulación y la repetición de la respectiva elección , agregó.

Involucra a gobernadores Señaló el Jefe de Estado que para desarrollar este plan coordinadamente el Gobierno trabajará con los Consejos Departamentales de Seguridad.

De acuerdo con el Plan Democracia, las Fuerzas Armadas iniciarán esta misma semana operativos con mayor prontitud en aquellas zonas donde hubo incursiones de la subversión durante las elecciones pasadas.

Las Fuerzas Armadas no dejarán de cumplir sus operaciones militares contra la subversión, dijo Samper.

El Presidente recalcó que sólo con el apoyo de los gobernadores y alcaldes las acciones de las Fuerzas Militares para garantizar la normalidad en las elecciones tendrán seguro éxito.

La cobertura de la fuerza pública en la jornada electoral será del 100%. en las 1.043 cabeceras municipales contaremos con la presencia del personal de las Fuerzas Militares que velarán por el desarrollo normal del proceso. Cerca del 60 por ciento del pie de fuerza con que cuenta nuestra fuerza pública estará cubriendo las cerca de 47.000 mesas de votación que para la fecha ha dispuesto la organización electoral , explicó Samper.

Las herramientas jurídicas Las normas con base en las cuales el Gobierno espera controlar la amenaza de votaciones afectadas por la coacción de los electores por parte de grupos armados en las 1.043 cabeceras municipales del país, son principalmente dos: El artículo 114 de la Ley de Orden Público y el artículo 250 del Código Penal.

La primera le permite al Gobierno designar alcaldes militares allí donde el titular haya sido amenazado, secuestrado o muerto.

El texto del artículo 114 dice así: En caso de que un gobernador o alcalde renuncie como resultado de amenazas, intimidación o presión de la subversión u organización criminal, o sea secuestrado o haya perdido su vida por causa de las mismas y así lo considera la Fiscalía General de la Nación, el Presidente de la República podrá nombrar libremente su reemplazo .

En el capítulo Delitos contra el sufragio , el Código Penal reza en su artículo 250: Violencia y fraude electorales: El que mediante violencia o maniobra engañosa, obtenga que el elector vote por determinado candidato, partido o corriente política, o lo haga en blanco, incurrirá en prisión de seis meses a cuatro años .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.